ALBUM DE AFORISMOS

Bajo este título –«Álbum de aforismos»- recopilo toda una colección de aforismos o sentencias. Están agrupados por capítulos o temas y aparecen en orden alfabético. Se compone la colección de unos 1.000 aforismos o pensamientos que sólo buscan una reflexión o meditación por parte del lector. Es posible que alguno  parezca conocido, que les suene de algún modo. Lo que quiero decir es que algunas de las citas pueden parecer carentes de originalidad -es algo connatural al tema, Nihil novum sub sole -. Si es así me gustaría saber cuáles. Lo que nunca haría sería repetir lo que otros han dicho o escrito. Aquí dejo una pequeñísima selección.

 

AMISTAD

 

  • Encontrar un buen amigo es difícil, perderlo, muy fácil.
  • La amistad es llama que aviva la cercanía y apaga la distancia.Al amigo, si puedes, tenlo cerca, al enemigo, si puedes, tenlo lo más alejado posible.
  • A los amigos se eligen, a los enemigos no es posible, son ellos los que te eligen a ti. 
  • Las malas compañías incitan al mal y anulan la propia personalidad.

* ¿Enemigos? El peor, uno mismo.

* La amistad no está entre los artículos de primera necesidad.

* Los amigos no son imprescindibles, sólo convenientes.

 

 AMOR Y ODIO

* Enamorarse de una mujer es correr el riesgo de llegar a odiarla.

 

  • En la culminación del amor es donde únicamente llegamos a sentirnos dioses.

 

  • El amor en la mujer tiene mayor porcentaje de necesidad de protección que de sexo.

 

  • El amor a primera vista es propio de los miopes.

 

  • La mujer hace del amor la clave de su éxito o de su fracaso.

 

  • Si el amor para que sea perfecto deber buscar sólo el contento de la persona amada, entonces el amor perfecto no existe.

 

  • El amor se halla a medio camino entre el cielo y el infierno.

 

  • Las declaraciones de amor suelen decir todas lo mismo.

 

  • El amor puede saciarse, el odio nunca.

 

  • Un amor tranquilo es duradero como la mansa y fina lluvia, un amor tempestuoso siempre tendrá fecha de caducidad.

 

  • No hay cosa menos original que una carta de amor.

 

  • La más terrible experiencia para una persona es comprobar que la persona a la que amó toda su vida no es sino un fantasma.

 

  • El que en su vida no ha escrito una carta o una nota de amor es porque no sabe escribir.

 

  • El amor no es teoría sino praxis, no palabras sino hechos, no promesas sino realidades, no buenas intenciones sino dádiva, entrega y compromiso.

 

  • A los hermanos les unirá el amor hasta que la herencia los separe.

 

  • Levantarse al lado de la persona amada es a lo más que puede aspirarse en la vida.

 

  • El amor no queda consumado del todo hasta que no se lo has contado a tu mejor amigo.

 

  • Para algunos el sexo es una enfermedad de la que no desearían curarse.

 

  • El amor, para que no siente mal, debe tomarse en pequeñas dosis desde el principio hasta el final.

 

  • El amor es como el hambre, se siente muchas veces a lo largo de la vida.

 

  • Los escritores conforman el único gremio cuyos componentes se odian cordialmente.

 

  • El amor en el hombre funciona con un solo motor, el del sexo.

 

  • Al castillo aparentemente inexpugnable que es la mujer se llega por el tortuoso camino del elogio muchas veces fingido.

 

  • El amor pasa por la vida de los hombres como un terremoto. Cuanto más intenso sea mayores serán sus destrozos.

 

  • El amor entre un hombre y una mujer es una carrera de fondo de la que ambos acaban agotados.

 

  • Todo los amores tienen su fin. El Amor es lo que perdura.

 

  • La poetisa rusa Marina Cvetaeva escribió que las cosas más razonables, elementales y legítimas son las locuras. Naturalmente debía referirse a las de amor. De no ser así, sería una mentira más de las que dicen los poetas.

 

  • El ritmo de un corazón enamorado se mueve entre el pausado adagio al presto con fuoco.

 

  • Con un simple sorbo de vino se puede fijar su calidad y bouquet. En el beso de una mujer, el placer potencial del amor.

 

  • La copa en la que se sirve el amor puede tener en sus bordes imperceptibles de veneno. Antes de probarla se deberían tomar todas las precauciones.

 

  • Nada es tan triste como la muerte del amor. Nada tan feliz como el nacimiento de otro.

 

  • El amor a primera vista es consecuencia de un espejismo o del padecimiento de miopía.

 

  • El amor es hijo de la soledad, el odio del egoísmo.

 

  • El amor al trabajo solo es superado por el amor a no trabajar.

 

  • El desamor se sirve a veces en copa de plata.

 

  • Un amante es tentación y novedad, un marido, monotonía y rutina.

 

  • Los que se casan por segunda vez es que no aprendieron nada de su primer matrimonio.

 

  • El matrimonio es una carretera en doble sentido, una conduce al cielo y otra, más concurrida, al infierno.

 

  • Cuando el amor acaba no quedan fuerzas ni para escupir en él.

 

  • La infidelidad es al amor lo que la herejía a la religión.

 

  • La mujer ideal es siempre la que se casó con otro.

 

  • Uno de los ingredientes del amor en la mujer es la piedad o, si lo prefieren, la lástima o el instinto de protección.

 

  • Si no quieres enamorarte de una persona determinada busca en ella algún defecto, encontrarás más de uno.

 

  • El amor que nunca sufre altibajos es el amor a uno mismo.

 

  • En el acto amoroso se suele utilizar una semántica que ninguna Real Academia de la Lengua la admitiría con carácter oficial.

 

  • El amor a la patria lo llaman los ingleses patriotismo, los franceses chauvinismo y los españoles papanatismo.

 

  • Mejor es tener amor y perderlo que no haberlo tenido nunca.

 

  • El amor es como la cera, cuanto más se acerque la llama antes se derrite.

 

 

 

ARTE

 

  • Para el artista el arte no es un trabajo es un placer gratificante.

 

  • El arte sin libertad es un sucedáneo y una mixtificación.

 

  • La música representa la cima de la creación artística. No hay un arte más excelso, más sublime.

 

  • Más fácil es encontrar a un gran tenor que a in gran orador. Ambos son un recreo para el oído.

 

  • Para que un artista gane fama y notoriedad debe esperar a morirse.

 

  • Nos detenemos ante un cuadro, cuyo contenido, de encontrarlo en la realidad no nos llamaría la atención. ¿Cuándo se es más necio?

 

  • El artista piensa que nunca morirá del todo. Lo que puede que no muera es su obra, al menos por un tiempo.

 

  • Lo que el artista busca es fama y notoriedad en vida y la inmortalidad después de muerto.

 

  • La aventura de escribir es tan gratificante como decepcionante.

 

  • El remedio para la mala música es dejar de oírla.

 

  • No es artista el que se dedica al arte sino el que deja tras sí una estela de belleza.

 

  • Un escritor puede concederle a otro su amistad y lo que le pida, excepto admitir que sea mejor que él.

 

  • Al artista le consuela la idea de que cuando muera no lo hará del todo.

 

  • La música, cuando deja de oírse, se vuelve a oír con belleza renovada en la soledad y en silencio del que la oyó.

 

  • Lo último que debe buscar un escritor es la popularidad.

 

  • Los logros del escritor son mínimos comparados con sus fracasos.

 

  • A quien verdaderamente interesa el arte es al artista. En los demás el arte es pura curiosidad o simple esnobismo.

 

  • Escribir puede ser un arte o un simple ejercicio de autocom-placencia.

 

  • Si escribes para ti mismo lograrás el éxito, si lo haces para los demás tienes asegurado el fracaso.

 

  • El eslogan que debería constar al final de un libro debería ser: “Finis sed non gloria coronat opus”.

 

 

 

                                               BELLEZA

 

  • Una mujer hermosa no necesita mucho más para llegar a la meta que se proponga.

 

  • La belleza y la riqueza son causa de placer en quien las posee y de envidia en quienes carecen de ellas.

 

  • Difícil es, por no decir imposible, llegar a conocer el misterio que encierran las cosas hermosas y las que no lo son.

 

  • La belleza es un regalo que acaba deteriorándose.

 

  • Es una verdad universalmente aceptada que una mujer bella no lo es del todo hasta que no encuentra un hombre a su medida.

 

  • Una bella mujer ante un espejo y un político ante una tribuna de oradores no sienten en sus carnes más que vanidad y autocomplacencia.

 

  • El que desea pasar toda su vida al lado de una mujer hermosa a lo que aspira es a pasar todos sus días en estado de embriaguez.

 

  • ¿La belleza? Un perfume, un toque de luz, y un arrullo de miel en el oído.

 

  • La vida es una lucha entre belleza y fealdad y en la que es esta última la que siempre sale vencedora.

 

  • Tomás de Aquino definió la belleza con aquello de Quod vissum place. Sería más acertado definirla: Quod placet. Son todos los sentidos los que la perciben, no sólo la vista: una caricia, un manjar, una palabra de amor…La belleza, es cosa de todos los sentidos.

 

  • Desgraciadamente, la belleza tiene muy buen principio y muy mal final.

 

  • Friné, la modelo y amante de Praxíteles, salvó el pellejo gracias a su belleza exhibiéndose ante el Areópago. No ha sido la única.

 

  • Si la mujer es el paradigma de la belleza, la belleza suma —que es Dios—, en buena lógica debería de tener sexo femenino.

 

  • La belleza alimenta la imaginación y crea el piropo. El peligro de éste es que puede acabar en rusticidad de albañil salido.

 

  • Hay traseros que están hechos para sentarse. Otros, los menos, para ser admirados, éstos suelen poseer la lindeza y la turgencia de la perla.

 

  • El mejor vino es el que se bebe en los labios de una mujer hermosa.

 

  • La mejor carta de credencial de una mujer es su belleza, en el hombre, su Visa oro.

 

  • Algunas mujeres, por bellas que sean, pueden conseguirse por sólo unas monedas, para lograr otras hay que pagar un imperio.

 

  • La belleza es el resultado de una proporción y un diseño a los que son del todo ajenos los autores.

 

  • Ante una mujer bella hasta el hombre más sensato se vuelve necio.

 

  • La belleza y la riqueza son causa de placer en quien las posee y de envidia en el que carece de una u otra.

 

 

BONDAD Y MALDAD

 

  • Considérate afortunado si los buenos son los que te elogian y los malos los que te vituperan.

 

  • Una palabra amable es tan gratificante para el alma como una

caricia en la piel.

 

  • Las malas compañías incitan al mal y anulan la propia personalidad.

 

  • Algunos son expertos en infamias y poco más.

 

  • Aunque Chesterton afirmara que las historias crecen en el jardín de la ignorancia, hay muchas más que lo hacen en el trastero de las maldades.

 

  • Las gafas de sol protegen la vista pero también pueden ser un velo tras el que ocultar una mirada cruel y perversa o el despunte de una lágrima.

 

  • Si de los excrementos de los estorninos se benefician las cosechas, ¿por qué las maldades de los perversos no pueden ser beneficiosas para los que las reciben?

 

  • Uno podrá arrepentirse de sus maldades –y es conveniente que lo haga- pero no de sus errores.

 

  • Hacer el mal está al alcance de cualquiera, hacer el bien está reservado a los mejores

.

  • Una persona malvada es una manzana podrida dentro de la sociedad.

 

  • Si hay hombres débiles es porque hay otros fuertes y poderosos.

 

  • Para apagar un fuego no basta con el sudor de los bomberos. Para reparar un crimen no es suficiente el arrepentimiento de quien lo perpetró.

 

  • El poner la mano en el fuego por algo o por alguien es sólo una metáfora o una estúpida manifestación de buenismo.

 

  • No hay gran político que se precie que no deje en la cuneta a un buen número de cadáveres –políticos, se entiende-.

 

  • Con su “Fausto” Goethe no hizo sino elevar al Diablo –Mefistófeles- a la categoría de Dios. De ello se deduce que se trata de una obra moralmente perversa.

 

  • Hay individuos tan peligrosos que se guardan de tener perros por temor a que les ladren.

 

  • Los estadios de la bondad sobran entradas, para los de la maldad suele haber overbooking.

 

 

CONCIENCIA

 

  • La conciencia es en última instancia el vigilante silencioso que te protege y defiende.

 

CULTURA

 

  • La esencia de la cultura es su espontaneidad, su manipulación la desnaturaliza.

 

 

DEMOCRACIA

 

  • Si la democracia es el mejor de los sistemas, ¿cómo serán los otros?

 

  • Lo ideal sería que gobernaran las ideas, no los hombres.

 

  • Una democracia en la que rige el principio de que la Oposición está sólo para oponerse es una democracia más que deficiente, perversa.

 

  • Si la democracia es el gobierno del pueblo lo que tenemos y sufrimos se llama partitocracia.

 

  • Si quieres acogerte a las gangas de nuestra legislación penal deberás cometer graves delitos, en caso contrario podrías pudrirte en la cárcel.

 

  • Si Cristo volviera a nacer se le crucificaría con más razón. Hoy cuenta con más enemigos.

 

  • La democracia española se fundamente en el peor de los principios: no que gobiernen los mejores sino que no gobiernen “los otros”.

 

  • La partitocracia es el refugio de la ambición, la fragua de la indolencia y la meta de los mediocres.

 

  • La democracia es el sistema más eficaz para elegir a los gobernantes que no nos merecemos.

 

  • Las leyes humanas permiten ejecutar a un reo pero son tan justas que le permiten manifestar un último deseo. A esto se le llama civilización.

 

  • El charlatán tiene un oficio muy similar al del político.

 

  • El diálogo y el consenso tienen como finalidad darse la mano las partes enfrentadas. Si ese apretón se sabe a priori que no es posible, ¿para qué iniciarlo u ofrecerlo?

 

  • Los nacionalismos prefieren la parte al todo, la aldea a la polis.

 

  • La corrupción siembra de minas el Estado de Derecho y si no se erradica puede acabar en demolición incontrolada de la Democracia.

 

 

DESTINO

 

  • Podemos diseñar nuestro proyecto de vida pero será el destino el que haga las enmiendas, que a veces serán a la totalidad.

 

  • Luchar contra el destino no sólo es inútil sino suicida.

 

  • No hay derrota más segura que desafiar al destino.

 

  • Llevados por nuestra capacidad y libertad planificamos un proyecto de vida, al tiempo que el destino nos planifica otro que será el que triunfe.

 

 

EDAD

 

  • Los jóvenes ven el mundo con los ojos de la imaginación, los

viejos lo ven tal cual es.

 

  • La pena que siente el viejo no es tanto serlo como no poder volver a ser joven.

 

  • A lo más que pueden aspirar los padres es a no aburrir a sus hijos.

 

  • Los que mueren jóvenes no han vivido, los que mueren viejos han vivido lo que debían.

 

  • Decir de alguien que tiene un pasado no debe significar que sea reprobable.

 

  • Los macrobotellones de los jóvenes de ahora son doblemente gratificantes: además de coger unas cogorzas enormes se van a casa satisfechos de no haber dejado dormir a los vecinos.

 

  • La vejez debería ser como el amor, que todos llegáramos a disfrutarla.

 

  • Lo que “mola” en los jóvenes de hoy: el sexo, el botellón, el decibelio y acostarse con las estrellas.

 

 

 

EDUCACIÓN.

 

  • Un buen profesor no suele salir de un mal estudiante.

 

  • El sistema educativo español está diseñado para enseñar, no para educar y el ministerio que se ocupa de ello debería llamarse de Enseñanza.

 

  • La estupidez es una enfermedad latente en el ser humano que solo perciben los próximos al enfermo.

 

  • Un profesor ideologizado convertirá su escuela en un campo de exterminio.

 

  • El educador que trata al alumno como igual no tiene ni idea de su profesión.

 

  • La escuela es un taller donde se aprenden a manejar las herramientas imprescindibles para levantar el bello edificio de la vida.

 

  • El adoctrinamiento infantil es la conculcación más flagrante de los derechos de los niños.

 

  • Las leyes educativas debían estar redactadas por especialistas políticamente asépticos. El problema está en encontrarlos.

 

  • El cultivo  de  la  inteligencia  y  la  sensibilidad — aquel  ideal

krausista—ha sido desterrado de nuestro sistema educativo. Así nos va.

 

  • Los quieren desterrar la escuela privada son enemigos declarados de la libertad.

 

  • Hacerse con la mente de los niños no es una irresponsabilidad sino uno de los peores crímenes.

 

  • La Escuela debería ser el lugar donde el niño adquiriera las raíces para crecer y las alas para volar.

 

  • Es lamentable la formación con que algunos universitarios salen de la Universidad. La socialización del saber conduce a la negación de éste.

 

  • Dime qué educación has recibido y te diré de lo que eres capaz.

 

  • El Estado es pésimo educador y mal empresario.

 

  • Escuela pública, escuela privada…, ¿no sería mejor hablar de Escuela, con mayúscula y sin apellidos?

 

  • Universitario no es el que ha pasado por la universidad sino el que se ha empapado con los principios de esa Alma Mater.

 

  • Convertir la escuela en campo de adoctrinamiento político es propio de ideologías que desprecian al ser humano.

 

  • La política es para los hombres, la escuela para los niños.

 

  • La educación es un proceso que nunca se da por concluido.

 

  • Sólo los padres tienen derecho a escoger la educación que debe dárseles a sus hijos.

 

  • La Escuela está en las antípodas de la Política.

 

  • Obligar por ley a hablar una determinada lengua es conculcar los principios más elementales de la dignidad humana.

 

  • El camino del aprendizaje es largo y áspero pero la meta es dulce y gratificante.

 

  • Los que propugnan un modelo único de escuela —la pública— sólo buscan un determinado adoctrinamiento.

 

 

 

ESPAÑOLES

 

  • Hay leyendas rosas y leyendas negras. Entre las primeras, que los franceses son maestros en el amor. Entre las segundas, que los españoles lo son de la envidia.

 

  • Lo que distingue a España de otros países europeos es su capacidad para producir los peores políticos de Europa.

 

  • España significa “tierra de conejos”, yo la definiría como “tierra de lenta, imparable decadencia”. Aunque, según dicen, es difícil hacer predicciones sobre el futuro.

 

  • El español es un poco lírico y un mucho trágico.

 

  • Los españoles —se dice— no saben dialogar. Lo saben, sólo que a voces.

 

  • Si la política española entrara por los cauces del sentido común y el entendimiento nos hallaríamos ante un caso de anagnórisis, ese recurso escénico de la Tragedia Griega.

 

  • Las leyendas negras son propias de países que son o fueron poderosos, los que no lo han sido ni lo son carecen de leyendas.

 

  • Alguien afirmó que la decadencia de España se debió a sus pésimos gobernantes, lo que es cierto evidentemente.

.

  • El español es el único idioma en el que una injuria puede significar un halago: ¡Pero qué hijo de p. estás hecho! —le dice un amigo a otro admirativamente

 

  • Para algunos de nuestros compatriotas el sello de calidad de su lenguaje consiste en el taco, el exabrupto y la grosería.

 

  • La España actual es un territorio de pocos logros y muchos odios.

 

  • Con la Guerra Civil España se rompió como un viejo plato de cerámica. Transcurridos ya casi ochenta años los restos que quedaron se mueven por la Historia como una nave a la deriva.

 

  • España no es un país de grandes herejes pero ningún otro la supera en ateos y anticlericales.

.

  • El dios Jano es el fiel paradigma del pueblo español: un busto con dos rostros contrapuestos.

 

  • Al espíritu belicoso de los españoles lo llamó Ganivet “metamorfosis del espíritu territorial”, sublime eufemismo.

 

  • Si hubieran aparecido en nuestra historia muchos Arana —aquel orate— y muchos Almirall —fundador del catalanismo político— el mundo sería un mapa de pequeñas aldeas.

 

 

 

 

EUROPEOS

 

  • El roast-beef  y el plum-pudding  representan la cumbre de la cocina inglesa. Todo lo demás, pura bazofia.

 

  • En una acalorada discusión entre extranjeros el inglés será el último en perder la compostura. Son maestros en el self-control.

 

  • Hablar del tiempo alrededor de una taza de té es la típica puesta en escena de una reunión de amigos ingleses.

 

 

FAMA

 

  • La fama es como el humo, tarde o temprano acaba apagándose.

 

  • Algunos que se ganan la vida cantando deberían organizar conciertos de silencios. La afluencia sería masiva.

 

  • Pasar inadvertido por la vida no es precisamente lo peor que podría pasarle a uno. El nombre y la fama pueden resultar insoportables.

 

  • Cuando las críticas arrecian y las maledicencias azotan nuestras vidas sería bueno pensar en la Naturaleza, tras la pleamar siempre remite el oleaje; tras la tormenta llega bonanza.

 

 

 

FELICIDAD

 

  • Si eres feliz no alardees de ello, tu felicidad puede hacer infelices a otros.

 

  • La risa es un milagro que sólo el ser humano es capaz de conseguir.

 

  • En vida hay que ser feliz. Se tiene toda la eternidad para estar tristes.

 

  • La infancia imprime carácter. Si de niño no has sido feliz difícilmente lo serás de mayor.

 

  • La felicidad en una mujer es saber que no lo ha entregado todo.

 

  • Se puede ser feliz un tiempo pero no todo el tiempo.

 

  • La felicidad es el amanecer del alma.

 

  • Para ser feliz se necesita muy poco: una rana lo es en un charquito de agua, un topillo sólo necesita un ínfimo agujero.

 

  • Las cadenas del alma no las conoce nadie excepto el que las padece.

 

  • La felicidad que se tuvo una vez deja siempre un recuerdo en forma de nostalgia.

 

  • No somos conscientes de que para ser feliz se necesita muy poco.

 

  • La felicidad no consiste en tener y disfrutar mucho sino en conformarse con lo que se tiene.

 

  • Una buena fuente de felicidad, aunque no sea la única, es mantenerse uno fiel a sí mismo.

 

  • El dolor es la noche del alma.

 

  • Un instante de felicidad puede ser comparable a una vida de felicidad.

 

  • El hombre más desgraciado es el que es consciente de su desgracia.

 

  • Si supiéramos lo poco que se necesita para ser feliz nuestra vida sería menos agitada.

 

  • La oportunidad perdida suele ir a parar al hondo pozo de la decepciones.

 

  • Allí donde fuimos alguna vez felices podemos siempre encontrar algo que recordar y amar.

 

  • Si el dinero no da la felicidad pocas cosas habrá que la den.

 

  • La viuda del dinero se llama Soledad.

 

  • Con dinero podrás hablar la lengua de los hombres pero no la de los ángeles.

 

  • A la desgracia no habría por qué temerle, llegará aunque se le tema.

 

  • Envidiamos la alegría de los felices y no somos conscientes de que esa felicidad puede ser solo una fachada.

 

 

 

FILOSOFÍA

 

  • La filosofía propugna un pensamiento autónomo, incluso rebelde. La religión, un pensamiento dócil y sumiso.

 

  • La filosofía griega, la Biblia, i.e. Atenas y Jerusalén, son concepciones antagónicas de la existencia.

 

  • El mundo progresa a pasos agigantados pero las dudas y la confusión es el horizonte que tiene la Humanidad.

 

  • El que haya tantas teorías y sistemas filosóficos es buena prueba de que ninguno ha logrado llegar a la verdad.

 

  • El coro de las sirenas modernas lo componen innumerables voces de nombres muy diversos, sus solistas tienen por nombre sexo, dinero, ambición, egoísmo y materialismo.

 

  • Ponerse rojo es de valientes, amarillo, de cobardes.

 

  • La civilización occidental es una llama que se extingue gracias a la incuria y la pasividad de los propios occidentales.

 

  • Los filósofos son amantes de la sabiduría, no poseedores de la sabiduría.

 

  • Uno no es lo que posee sino las huellas que deja en el cristal de su vida.

 

  • Los sistemas filosóficos intentan penetrar en la esencia de las cosas pero no pasan de ser satélites de la misma, sólo dan vueltas alrededor de ella.

 

 

GUERRAS

 

  • La guerra es la prueba irrefutable de la intrínseca maldad del hombre.

 

  • Una preciosa jovencita pregone en su T-shirt: “Yo hago el amor, no la guerra”. El amor puede, pero guerra… ¿qué guerra podría hacer una criatura así?

 

  • La guerra nunca podrá ser la solución.

 

  • Comenzar una guerra es muy fácil, acabar con ella, misión casi imposible.

 

  • Ser generoso con el vencido engrandece la victoria del vencedor.

 

  • La primera guerra de la que se tiene constancia es la de Caín y Abel, las demás son imitaciones a gran escala y con métodos más sofisticados.

 

  • En las guerras civiles los muertos en combate tienen todos los mismos rostros.

 

  • Los soldados que van a la guerra lo más probable es que no sepan la causa que defienden pero, al menos, aprenden geografía.

 

  • Después de una guerra el paisaje se llena de cruces.

 

  • Nadie es tan merecedor de sentarse en un banquillo que los que declaran una guerra.

 

  • Ir a la guerra es una buena razón es una buena razón para volver a casa por tu propio pie.

 

  • Los que declaran la guerra merecerían recibir el primer tiro.

 

  • La guerra es igual para todos, la posguerra, diferente según sean vencedores o vencidos.

 

  • Aquellos que mueren en el frente o en una trinchera son más muertos que los que mueren en una cama pero se les recuerde menos.

 

  • Los soldados que van a la guerra pueden que no sepan qué causa defienden, pero al menos aprenden geografía.

 

  • Entre los grandes genocidas los hay que no han sido juzgados aún por la Historia. Es una prueba más de la maldad de los hombres.

 

  • Ir a la guerra es una buena razón para volver a casa por tu propia pie.

 

  • En las guerras las siembras se hacen en los cementerios pero sin esperanzas de que den cosechas.

 

  • El soldado se olvida en la guerra hasta de su novia, el miedo le impide recordarla.

 

  • Hasta que los hombres no vean en la guerra un anacronismo y un crimen de lesa majestad la Humanidad seguirá expuesta a la decisión del loco de turno.

 

  • Desde Troya sabemos que el hombre es capaz de desencadenar una guerra por una fruslería.

 

  • La guerra siempre es injusta, la paz lo es a veces.

 

  • La guerras pretenden acabar con una injusticia mediante el empleo de otra injusticia.

 

  • Las armas nunca tendrán el poder de convicción que tienen las palabras.

 

  • Las guerras suelen batir todos los records de la indignidad.

 

  • Un razonamiento bien fundado puede evitar una guerra.

 

  • Todas las guerras acaban en derrotas.

 

  • En “El futuro del hombre” Víctor Hugo auguró el fin de las guerras, el cadalso, el odio, las fronteras entre los pueblos y los dogmas. Su error estuvo en fijar una fecha: el Siglo XX.

 

  • La quijada de Caín es una de esas reliquias u objetos que por avatares de la Historia vino a parar a España y no para guardarla en un museo.

 

  • Los lugares por donde no ha pasado un guerra no tienen geografía.

 

  • El que tira la primera piedra es el único responsable del apadreamiento posterior.

 

  • Las guerras instalan en la necedad a los vencedores y en la humillación a los vencidos.

 

  • Las guerras que deberían formar parte de los anales históricos debían ser las que no llegaron a empezar.

 

  • La alegría de los vencedores será siempre inferior a la tristeza de los vencidos.

 

  • El gozo del vencedor es breve, el dolor del vencido eterno.

 

  • La violencia es arrebato y dolor inmenso imposible de reparar.

 

  • Buscar en el mapa un lugar donde nunca hubo una guerra sería misión poco menos que imposible.

 

  • Allí donde nunca hubiera habido una guerra el sol brillaría más luminoso, las aguas de sus ríos, de color esmeralda y el aire sería más limpio y puro.

 

 

HAMBRE

 

  • El hambre en el mundo es el tema pendiente de la humanidad.

 

  • El hambre puede saciarse del todo, al amor siempre le queda un hueco por satisfacer.

 

  • La esperanza es el único alimento que no sacia el hambre.

 

 

 

HISTORIA

 

  • La Historia nos enseñaría muchas cosas si estuviéramos dispuestos a aprenderlas.

        

  • La Historia es la relación de hechos muchos de los cuales no debieran haberse producido.

 

  • La manipulación y tergiversación de la Historia es propia de mentes enfermas.

 

  • La Historia siempre se ha interpretado caprichosamente, en especial por los que persiguen sacar rédito de ello.

 

  • La Historia tienen tantos sabores que hasta alguno se ha envenenado con ella.

 

  • En nuestros días un sencillo y humilde trabajador tiene en su casa más comodidades que las que, en épocas pasadas, tuvieron los reyes en sus palacios.

 

  • El dilema de Omar fue causa de la destrucción de la gran Biblioteca de Alejandría. Un razonamiento erróneo puede dar lugar al mayor de los desastres.

 

 

                                      HOMBRES Y LAS MUJERES

 

  • En toda persona siempre hay un lado oscuro que sólo ella conoce.

 

  • La mujer que hace de su belleza una estrategia de conquista está condenada a una derrota final.

 

  • Algunas mujeres llevan escrito en los ojos que son supervivientes de un naufragio amoroso, del que nunca podrán reponerse.

 

  • Las mujeres odian las arrugas, se olvidan de que en los cementerios nadie las tiene.

 

  • El marido que no puede resistir abrirle al correspondencia a su mujer no merece tener mujer.

 

  • La edad nos hace cambiar hasta el tipo de letra que siempre tuvimos.

 

  • Las personas pueden cometer errores pero no admitirlos es intransigencia y soberbia.

 

  • El hombre necesita a la mujer pero una sola y esa una ya es un número excesivo.

 

  • No es lo mismo hablar que conversar.

 

  • La mujer brava y aguerrida, las que llaman “de armas tomar”, sólo puede ser dominada por otra mujer.

 

  • La liberación de la mujer es más conquista de los hombres que de ellas mismas, sin la colaboración de ellos no se hubiera conseguido.

 

  • El peor enemigo de la mujer es otra mujer.

 

  • Ponerse rojo puede que no sea de valientes, poner amarillo, de cobardes.

 

  • La mujer que gusta de enseñar sus atributos lo hace porque no tiene otra cosa que enseñar.

 

  • Preferible es un loco de remate que uno con intervalos de lucidez. Con aquél siempre sabremos a qué atenernos, con éste todo es una incógnita.

 

  • La vida del hombre ignorante es un largo y pedregoso camino con los pies descalzos.

 

  • La risa es un milagro que sólo el hombre es capaz de conseguir.

 

  • Unos senos firmes y poderosos en una mujer hace que se le abran todas las puertas antes de llamar.

 

  • Un hombre insignificante pero prudente es para la sociedad más útil que un hombre grande pero imprudente.

 

  • El corazón del hombre es un náufrago solitario en una isla ilocalizable.

 

  • El verdadero amor no busca cambiar a la persona amada, la ama tal cual es.

 

  • Una mujer de mirada luminosa y enigmática es más irresistible que una compañía de panthers en formación de ataque.

 

  • La mujer apasionada cree percibir con el beso la lluvia tibia del placer y del ansiado esperma.

 

  • Un corazón incapaz de amar es un campo yermo donde solo crecen abrojos y malezas.

 

  • Una mala noticia es un viento repentino que te arranca el sombrero y te enmaraña los pocos pelos que te queden en la cabeza.

 

  • Un amor apasionado y repentino es un terremoto que todo lo convierte en escombros y ruinas.

 

  • Amar es una locura parcial, no amar locura completa.

 

  • Tu mujer es sagrada no porque sea tu mujer sino porque es la madre de tus hijos.

 

  • Las mujeres alardean de que pueden vivir sin los hombres, pero ellas saben que mienten. Los hombres no lo dicen porque mentirían.

 

  • Todo lo que le puede ocurrir a un hombre ya ha sido escrito, basta con acudir a la Historia o a una hemeroteca.

 

  • Hay hombre que en su propia casa viven con la sensación de que ocupan la habitación de los huéspedes.

 

  • Detrás de un gran hombre puede que no haya una gran mujer.

 

  • Hay nombres que debían estar siempre en nuestro labios para enaltecerlos –pienso en Fleming-; otros para silenciarlos –pienso en el inventor de la bomba atómica-; y otros., en fin, para odiarlos, pero la lista sería interminable.

 

  • Las personas son como las películas empiezan a envejecer el mismo día del estreno.

 

  • En Los Hermanos Karamazov dice Dostoeivski que solo el diablo sabe lo que es la mujer rusa. Es evidente que no había salido de Rusia.

 

  • Cuando yo era un niño pensaba como un niño, hablaba como un niño, y todo eso…, pero era infeliz como no suelen serlo los niños.

 

  • Las lágrimas de una mujer son de lo más peligroso, pueden hacer que te alejes de ella para siempre o que te quedes a su lado sólo hasta que la muerte os separe.

 

  • Desde Troya y Pericles, que declaró la guerra a Megara por el robo de unas prostitutas atenienses, hay quienes ven a la mujer como una propiedad.

 

  • Algunas mujeres llevan escrito en sus ojos que son supervivientes de un naufragio de amor del que todavía no se han repuesto.

 

  • Más interesante que preguntarle a una mujer por su edad sería preguntarle por el estado de su cuenta corriente.

 

  • El carácter de un hombre le abre las puertas de la vida, pero también puede cerrárselas.

 

  • El alma de los hombres es como su cuerpo, no hay una igual a otra.

 

  • Lo que hace grande a un hombre no es lo que dice sino lo que hace.

 

  • La regla de oro del carácter es ser fiel a sí mismo.

 

  • Casarse con ciertas mujeres es estar abocado de por vida a vivir en el error y en el riesgo. Su infelicidad está asegurada.

 

  • Hay muchos hombres que cuando conocen a una mujer hermosa en lo único que piensa es en el color de su lencería íntima.

 

  • Cuando un hombre o una mujer están desposeídos de libertad acaban aceptando el hecho como su estado natural. Alguien lo llamó “síndrome de Estocolmo”, yo lo llamaría “de la autodestrucción”

 

  • Un hombre bueno merece una mujer mejor.

 

  • Una mujer ofendida puede que perdone, pero nunca olvidará.

 

  • En el hombre no existen tres personalidades como se ha dicho. Sólo tiene una, la que realmente es.

 

  • La vejez es la única edad del hombre que tiene los días contados.

 

  • Los hombres intentan conseguir con la fuerza lo no pueden con la razón.

 

  • El cuerpo humano es como un coche, necesita constantes revisiones para que esté a punto.

 

  • El anciano siempre actúa como el de Fresas Salvajes de Bergman. Vuelve al pasado y busca aquel lugar en el que fue feliz. Allí escarba por ver si quedó algún resto de la felicidad perdida.

 

  • Según Marx la mujer era para el burgués solo un instrumento de producción, naturalmente animal. Supongo que la prefería como instrumento de producción industrial o fabril.

 

  • Todo ser humano ha experimentado en mayor o menor proporción íntimos naufragios.

 

  • La persona que se considera fracasada no lo será completamente si es una persona decente.

 

  • De los fracasos sólo hay un culpable: uno mismo.

 

  • La conciencia en el hombre es su personal código legislativo.

 

  • El hombre moderno es un gigante con pies de barro.

 

  • La reputación de una mujer se sostiene sobre una cuerda floja.

 

  • Para muchos hombres la mujer no es sino una pieza de museo.

 

  • Para muchas mujeres el hombre no es sino su adorado enemigo.

 

  • La ingenuidad es el patrimonio de los jóvenes. El cinismo, el de la vejez.

 

  • La llave que abre las puertas del éxito está en poder de la diosa fortuna.

 

  • Una mujer fuerte no sucumbe ni a las lágrimas ni al insulto. En situaciones adversas la mejor arma es la ironía.

 

  • No es bueno que los ancianos den pábulo a la nostalgia. Hacerlo es convertir la vejez en pesada, insufrible carga.

 

  • El hombre sin vicios es una especie por catalogar.

 

  • Sólo es comparable al perfume de una rosa recién abierta el beso de una mujer que acaba de serlo.

 

  • El hombre que se casa por segunda vez cree que no va a caer en los errores de su primer matrimonio. El tiempo le hará ver lo equivocado que estaba.

 

  • Vamos al matrimonio con los ojos cerrados y él es el que se encarga de abrírnoslos.

 

  • La fuerza física en el hombre es un simple rasgo de su sexo pero no de superioridad sobre el otro.

 

  • Un espíritu inquieto puede convertirse en un Kempis o en un Proudhon, que es tanto como decir en un monje o en un agitador de masas.

 

  • Cuando una mujer conoce a un hombre lo primero que debía saber es el estado de su cuenta bancaria.

 

  • La prudencia en la mujer es sólo una obra de teatro.

 

  • El matrimonio es el único acto jurídico en el que los firmantes al firmar están dispuestos que su firma no quede en nada.

 

  • Quien goza del don de la palabra goza del don del silencio.

 

  • Los años que una mujer se quita suele regalárselo a las amigas.

 

  • Para algunos hombres la felicidad se halla en un solo lugar: la entrepierna de una mujer.

 

  • Desde nuestros primeros padres el hombre no es un ser tocado por la gracia sino por la más absoluta de las desventuras.

 

  • El matrimonio es un acuerdo entre dos personas que puede terminar por la irrupción de un tercero.

 

  • Algunas casas parecen fabricadas por el hombre no para habitarlas sino para enseñárselas a los amigos.

 

  • Quien dijo que los sentimientos son cosas de mujeres conocía muy poco a los hombres. ¿O más bien se trataba de un cínico?

 

  • El hombre es un infiel crónico, la mujer no sufre de esa enfermedad porque carece de imaginación.

 

  • Las aves abandonan sus nidos cuando pueden ya volar, los humanos cuando ya no necesitan a sus padres.

 

  • La mujer debería usar en cada ocasión la altura de tacón que le permitiera besar sin esfuerzo.

 

  • El don de la palabra es algo maravilloso reservado a los humanos, el don del silencio no le va a la zaga y en ocasiones superior a aquél.

 

HUMOR.

 

  • El que tiene sentido del humor siempre tiene cerca a alguien dispuesto a darle una palmadita en la espalda.

 

  • Una persona divertida y, al mismo tiempo, honesta y generosa transmite confianza y capta con facilidad las simpatías ajenas.

 

  • Tener sentido del humor es una cosa muy seria.

 

  • Los que tienen sentido del humor suelen ser los reyes de la sobremesa.

 

  • La risa de un niño es un regalo impagable que nos hace ver que la felicidad existe.

 

  • La sonrisa en un rostro embellece hasta al menos agraciado.

 

  • Para el varón uno de los deleites mayores es el entrar en la delicada y exclusiva cámara de la femineidad.

 

  • La risa y el llanto engrandecen al ser humano.

 

  • En la sonrisa de un niño se sintetiza la belleza de la Creación.

 

  • La sonrisa es al rostro lo que el perfume a la rosa.

 

  • El que es ingenioso o tiene lo que los ingleses denominan wit es un virtuoso sin mérito por su parte.

 

  • La risa de un niño hace mejor al que la contempla.

 

  • La risa fingida es una mentira sin palabras.

 

  • La risa más sincera y saludable es la que realizamos a solas. En ellas no existe el fingimiento.

 

  • El sentido del humor es excelso cuando el que lo posee es capaz de reírse de sí mismo.

 

  • A las personas que no tienen sentido del humor les cuesta entender la facilidad que otros tienen para reír.

 

 

IDEOLOGÍAS

 

  • El mayor peligro que acecha a cualquier ideología es el sectarismo.

 

  • Que ciertas ideologías hayan fracaso rotundamente y sigan teniendo defensores es una buena prueba de que la necedad humana es incurable.

 

  • El motor que hace que una sociedad funciones y prospere no son la ideologías sino el entendimiento o, en otras palabras, el amor.

 

  • No hay nada tan mudable como la opinión de la plebe.

 

  • En el ADN de ciertas ideologías políticas está no el servir al ciudadano sino destruir al adversario.

 

  • El fanatismo ve enemigos por todas partes.

 

  • Si pudiera, un fanatismo aniquilaría al resto, su vocación es de isla.

 

  • Detener el avance de un ejército es posible, el de las ideas imposible.

 

  • Los que en la defensa de una idea no admiten estar equivocados esperan obtener algún rédito de la misma.

 

  • El pensamiento único —esa dictadura— cercena lo más sagrado en el hombre; su libertad de pensar y de obrar.

 

  • El pensamiento único es una moneda con una misma cara en anverso y reverso.

 

 

JUSTICIA.

 

  • No hay juez ni político que sea incorruptible.

 

  • El que algunas faltas se castiguen como crímenes y algunos crímenes como faltas convierte a la Justicia en una vulgar ramera.

 

  • No hay juez ni político que sea incorruptible.

 

  • El mayor castigo que se le puede dar a un asesino es dejarlo vivo, pero entre rejas.

 

  • Para algunos, como Ulpiano, justicia es dar a cada uno lo suyo, para otros, darse lo suyo y lo de los demás.

 

  • El juez que condena a un padre por castigar a un hijo ni tiene hijos ni conoce el aforismo ciceroniano que todo estudiante de Derecho debe aprender: “Summum ius summa iniuria”.

 

  • El que algunas faltas se castiguen como crímenes y algunos crímenes como simples faltas convierten a la Justicia en una vulgar ramera.

 

  • Un juez al servicio de una causa política no imparte justicia no es sino el peor de los delincuentes.

 

  • La epiqueya es la aplicación en el Derecho del principio aristotélico “In medio virtus”

 

  • La independencia del poder judicial es solo una de esas grandes ideas que los políticos han pervertido para su conveniencia.

 

  • Algunos defienden la legalidad mientras la legalidad les favorece.

 

  • La decisión de un juez se acepta si te favorece, si no se recurre. Si el recurso no te da la razón, dices que la Justicia es un circo.

 

  • Una justicia politizada es uno de los peores males que puede sufrir un país.

 

 

LECTURA

 

  • El aficionado a la lectura no se aburre, al que se aburre no le gusta la lectura.

 

  • Sólo merece la pena comprarse el libro que merece leerse.

 

  • Un libro sin abrir es un mundo por explorar.

 

  • Si leer un libro es un placer escribirlo es tocar el cielo.

 

  • Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, ¿por qué no el libro?

 

  • Un libro, por malo que sea, siempre tendrá algo aprovechable.

 

  • Lo peor de la muerte es constatar que, llegue cuando llegue, uno habrá dejado sin leer cientos, miles de libros que merecía la pena haber leído.

 

 

LEYES

 

  • A la naturaleza humana no la podrá cambiar ninguna norma, ley o decreto. Algunos legisladores parecen ignorarlo y legislan contra ella.

 

  • A la Justicia la representan como una dama ciega. ¿No sería mejor que tuviera los ojos bien abiertos?

 

  • Lo peor de la Justicia es que tiene los pies de plomo.

 

  • La imagen de la Justicia con una balanza en su mano está muy bien, lo que ocurre es que a quien le toca manipular esa balanza se le avería más de la cuenta.

 

 

LIBERTAD.

 

  • La libertad tiene un límite, el mal uso que pueda hacerse de ella.

 

  • Todo el mundo ama la libertad pero no todos saben gozarla.

 

  • No es libre el que hace lo que quiere, es libre el que hace lo que debe.

 

  • Libertad sin dignidad no es sino un fuego de artificio.

 

  • Sin libertad el progreso de los pueblos queda en entredicho.

 

  • Dejar las manos libres a un gobernante es suprimirle los barrotes al preso.

 

 

MATRIMONIO

 

  • El matrimonio es una moneda y como tal tiene su cara y su cruz.

 

  • El matrimonio moderno suele comenzar y terminar en un juzgado.

 

  • El segundo matrimonio pretende enmendar los errores del primero, pero pocos lo consiguen.

 

  • Cuando un hombre se casa cree hacerlo con la mujer ideal. No sabe que ésa está ya casada. Lo mismo le ocurre a ella.

 

 

MONARQUÍA y ARISTOCRACIA

 

  • A los reyes se les perdona todo. Aunque toquen mal la flauta todos le aplaudirán entusiasmados.

 

  • El peso de la púrpura es el halago. A ello se debe que sea tan ligera.

 

  • En la época de los Tudor el que el rey tuviera amantes era no sólo  bien visto sino aplaudido. En las monarquías modernas el más pequeño desliz regio hace asomar la sombra de la guillotina.

 

  • La verdadera aristocracia reside sólo en una gran fortuna.

 

 

 

MUERTE.

 

  • La muerte en la única que nos pone en el lugar que nos corresponde.

 

  • Cuando la muerte dicta sentencia no hay apelación posible.

 

  • A lo más que podemos aspirar a la hora de la muerte es que nos dejen con lo puesto.

 

  • Lo peor de la muerte es el miedo a la muerte.

 

  • La gente seguirá muriéndose hasta que nos toque a nosotros.

 

 

  • A la única cita a la que nunca se llega tarde es a la cita con la muerte.

 

  • Hay quien lamenta la muerte de su perro o de su gato más que si fuera la de un hijo, pero ya se sabe: el número de los tontos es infinito.

 

  • Todo ser que muere es afortunado, puede decir que gozó de la vida.

 

  • Mientras haya mujeres jóvenes y hermosas la muerte puede esperar.

 

  • La muerte es un viaje a la noche eterna.

 

  • Morimos cuando el Gran Relojero deja de dar cuerda al reloj de nuestro cuerpo.

 

  • La muerte por esperada que sea siempre será cruel y non grata.

 

  • Si muriéramos más de una vez ese trance final no sería tan terrible. Hasta a lo peor acaba uno acostumbrándose.

 

  • La muerte es una gran desgracia, afortunadamente llega al final de nuestros días.

 

  • Ni en el nacimiento ni en la muerte jugamos otro papel que el de meros espectadores, pero lo que ocurre entre uno y otra sí depende de nosotros.

 

  • La muerte es el único hecho vital del que no se tiene experiencia.

 

  • Nacer es doloroso y morir espantoso y cruel, pero en el nacer solo somos protagonistas inconscientes y en el morir, protagonistas del espanto.

 

  • Llorar es de humanos pero hacerlo por la muerte de una mascota es de necios.

 

  • Un mal epitafio en la tumba siempre es mejor que una mala reputación en vida.

 

  • En la tumba del malvado debería constar “Aquí yace quien no debió nacer”.

 

  • Si nos atuviéramos a la verdad, el epitafio que debería constar en la tumba de todo hombre o mujer sería: “Aquí yace…., con su muerte el mundo no perdió nada”.

 

 

NATURALEZA

 

  • Porque usamos vestidos gozamos de la desnudez.

        

  • Las mayores tragedias no han sido causadas por la Naturaleza sino por el hombre.

 

 

PATRIA

 

  • Amar la patria simplemente porque se ha nacido en ella no es patriotismo sino papanatismo.

 

  • Nacionalismo es sinónimo de aldeanismo.

 

  • Las concesiones al Nacionalismo no son sino intentos de apagar con gasolina el conato de incendio.

 

  • El patriota radical siempre acaba en separatista.

 

  • El mejor yacimiento que tiene un país son sus ciudadanos.

 

  • Si la patria es el lugar donde se encuentra uno a gusto —Aristófanes—, en nuestros días debe haber muy pocos patriotas.

 

 

 

PLACERES

 

  • Después de una buena comida uno es capaz de conceder lo que le pidan, sobre todo si ese uno no es el que ha pagado.

 

 

POESÍA

 

  • Los poetas, como Orfeo, son capaces de descender a los infiernos si es allí donde se encuentra la belleza.

 

  • Por un solo verso un poeta puede alcanzar la inmortalidad o ser declarado un necio.

 

  • El poeta es el mentiroso por antonomasia. Nadie mienta como él.

 

  • El poder del amor es tan enorme que ni siquiera los malos poetas han podido acabar con él.

 

  • Al poeta le preocupa más una errata en su libro que un mal verso.

 

  • En el elenco de los grandes poetas hay muchos que sobran y otros muchos que faltan.

 

  • La persona que lee o escribe poesía siempre será de fiar.

 

  • La poesía de las pancartas nunca llega a imprimirse.

 

  • La ciencia es de los que saben, la poesía de los que sienten.

 

  • La poesía es la mejor medicina para el alma enferma.

 

  • La poesía es azúcar para el oído, miel para el pensamiento y almíbar para el alma.

 

  • Los ripios en la poesía son el vuelo convulso de un pájaro sin alas.

 

  • Mientras algunos se hacen con hermosas cuentas corrientes los poetas se dedican al cultivo de sus patologías.

 

  • La imaginación pone alas a la poesía, la falta de ella la arrastra por el barro.

 

  • La poesía llega al alma, la oratoria al corazón.

 

  • El poder de la poesía es tal que puede convertir en ángeles a los demonios. El “Paraíso Perdido” de Milton es un buen ejemplo.

 

  • Los poetas muertos tienen la voz sublime, los vivos la están perfeccionando.

 

  • Los poetas puede que alcancen un lugar en el Olimpo, donde, al no haber sino gentes del gremio, debe ser un infierno.

 

  • Byron prefería la compañía de los poetas muertos antes que la de los vivos. Con aquellos, desde luego, se aprende mucho más.

 

  • Me llevo mejor con los poetas cuyos nombres van seguidos de dos fechas que con aquellos que sólo exhiben una.

 

  • Para los poetas no hay más estación que la primavera.

 

  • Para el poeta el amor es sobre todo metáfora, para el que no lo es, sólo placer y sexo.

 

  • A todo poeta le gustaría entrar algún día en el club exclusivo de los poetas muertos pero ninguno se da prisa por solicitar su ingreso.

 

 

 

 

POLÍTICA.

 

  • El oficio de político solo es equiparable al de camarero, su misión es la de servir.

 

  • El aforamiento de los hombres públicos es la conculcación de las leyes ordinarias y patente de corso para los que delinquen.

 

  • Siempre es preferible pertenecer al club de los poetas vivos, que al de los muertos, aunque éstos se lean más.

 

  • Un político aforado si comete un delito tardará en dejar su condición de presunto.

 

  • El enorme poder de los medios de comunicación es que pueden convertir al público en una masa amorfa, incolora e insípida, hornearla a su gusto y hacer con ella un pan como unas tortas.

 

  • La meta de todo partido político es convertir en rebaño a los ciudadanos.

 

  • La política se alimenta de fariseísmo.

 

  • Los políticos suelen buscar la manada más numerosa para unirse a ella. Claro que, a veces, no calculan bien las cabezas de ganado y fracasan en sus metas.

 

  • Los que se presentan a unas elecciones legislativas deberían ser Diplomados en oratoria, Licenciados en moral pública y Doctores en entrega a los demás.

 

  • A los políticos no les interesa que el pueblo acceda al saber y a la cultura —a la educación, en suma—, les basta con que se les vote cuando haya elecciones.

 

  • El gobernante que para dar un puñetazo en la mesa necesita ponerse guantes no sirve ni para conducir una manada de ovejas.

 

  • Muchos de nuestros políticos parece que han superado con éxito las enseñanzas de las mejores escuelas sofísticas de Grecia.

 

  • Algunos poderosos descargan en sus subordinados la patada en el culo que le propinó su mujer antes de salir de casa.

 

  • Hay gobernantes que cuando llegan al poder se creen que van a dar el do de pecho y no saben que padecen afonía crónica.

 

  • El independentismo del Norte de España se asemeja al Mito del Minotauro y el Vuelo de Ícaro.

 

  • Cuando un partido anda grogui de un lado a otro del cuadrilátero político su derrota, sea por K.O. o a los puntos está asegurada.

 

  • El argumentario político está compuesto de medias verdades, medias mentiras y contradicciones.

 

  • Los Diarios de Sesiones de todos los Parlamentos son una fuente inagotable de temas para hacer tesis doctorales sobre la cosa pública.

 

  • Dichoso es el país que es querido y admirado por sus habitantes.

 

  • No hay político que no se aproveche para pescar en río revuelto.

 

  • La Monarquía es hereditaria, la República partidista. Cambiar una por otra no es el método ideal para solucionar los acuciantes problemas de los ciudadanos.

 

  • Entre las bambalinas de los partidos se excusan todas las traiciones y se ocultan todas las corruptelas.

 

  • El principio básico que debe regir en todo Monarca es dejar el trono cuando la mayoría de sus súbditos así lo quieran.

 

  • En el infierno la clase dominante es la de los políticos.

 

  • A los que se dedican a la res publica le es igual la verdad que la mentira, ambas sirven si contribuyen al logro del poder.

 

  • El fanatismo nunca podrá ganarle la partida al sentido común y a la razón.

 

  • Aves de distinta pluma no suelen volar juntas pero deberían entenderse y realizar juntas algún que otro vuelo.

 

  • En el ADN de toda revolución se encuentra el descontento de los ciudadanos.

 

  • El revolucionario siempre acaba en conservador. Un crítico diría que es un ejemplo más de ironía dramática.

 

  • Por desgracia no todos los políticos que caen en las pútridas aguas de la corrupción acaban ahogándose.

 

  • No hay mayor gremialismo que en los partidos políticos.

 

  • A la política de nuestro país no se le ven visos de salir del valle-inclanesto Callejón del Gato por el que hace décadas deambula a sus anchas.

 

  • Hay gobiernos que se dedican a discutir sobre el sexo de las ángeles en lugar de solucionar los problemas de las gentes.

 

  • Legislar no es suficiente hay que legislar a tiempo.

 

  • Los malos gobernantes deberían constar en los anales de su nación en lugar preferente para escarnio de sus nombres y como ejemplo de felonía.

 

  • Los que manejan el dinero ajeno acaban con uñas de vulgar guitarrero.

 

  • Las llamadas Democracias Populares son cualquier cosa menos democracias.

 

  • Llamar Democracias Populares a países que son de hecho y por derecho auténticas dictaduras es un ejemplo más de la perversión del lenguaje.

 

  • Si quiere pertenecer a un partido, a una secta… deberás estar dispuesto a admitir que lo negro es blanco y viceversa.

 

  • A los que se suben al tren de la política habría que entregarles junto al voto para su elección un billete de ida y vuelta.

 

  • Si el político debe elegir entre la supervivencia del país o la del Partido siempre elegirá la segunda opción.

 

  • Las promesas de los políticos tienen la vigencia del aplauso.

 

  • Si eres ambicioso podrás llegar a rico y, en el peor de los casos, a político.

 

  • En tiempos de Pericles Aspasia, aquella ramera bella e inteligente, dirigía la política de Atenas. En nuestros días esa ramera se llama Corrupción.

 

  • Al sectario siempre hay que pedirle perdón por discrepar de él.

 

  • Si al sectario le das la razón, aunque sea en parte, es posible que te permita hablar.

 

  • El mesianismo político es el peor mal que le puede sobrevenir a una nación.

 

  • La corrupción es hija de la política y madre de la inmoralidad.

 

  • En el hombre público la compostura y el saber estar es un deber que debería exigírsele.

 

  • Por lo que parece, en nuestro país solo hay paz social y democracia cuando gobierna un determinado Partido. Los demás, aunque no es diga, carecen de legitimidad.

 

  • Las cosas que defienden los políticos las dicen poniendo las manos en el estrado, nunca en el fuego. Las convertirían en muñones.

 

  • Es más fácil que una mujer admita tener cáncer de próstata que un gobernante admita sus errores.

 

  • El viento es a la llama lo que la corrupción a la política.

 

  • El descontento es para el alma hambre que nunca queda satisfecha.

 

  • Los gobiernos que se eternizan en el poder acaban ignorando la existencia de los gobernados.

 

  • Las ideologías no han muerto. Existirán mientras haya mentes sumisas y poco proclives al análisis.

 

  • Algunas teorías políticas son pura chatarra ideológica, tarde o temprano acabarán en el desguace.

 

  • Visto lo visto habría que admitir que es de derecho natural que el político sea corrupto.

 

  • Algunos políticos, una vez logrado el escaño, dedican su tiempo a pulsar un botón, con ello pueden llegar a escalar las cuestas empinadas del poder.

 

  • En política lo que para unos es blanco para otros es negro. En una buena prueba de la perversidad intrínseca de la misma.

 

  • Algunos políticos, cuyos nombres forman parte de la Historia de su nación, deberían aparecer en la de la infamia.

 

  • Los afiliados a un partido político cada día se parecen más a un club de hinchas futboleros.

 

  • En una nación estúpida el mediocre tiene grandes posibilidades de hacer carrera.

 

  • El discurso de los políticos ineptos suena con la estridencia de una carraca.

 

  • La política y la corrupción son hermanas gemelas.

 

  • El fundamento, la piedra angular de todo totalitarismo es “O yo o el caos”, o bien, “El que no está conmigo está contra mí”.

 

  • La pugna política engarza su discurso con vistas a interrumpir el sueño y el impulso de los adversarios.

 

  • Un repaso a los Diarios de Sesiones de los Parlamentos y a las Hemerotecas, pasado un tiempo, nos dejaría perplejos.

 

  • En nombre del pueblo, ¡cuántos crímenes se han cometido contra el pueblo!

 

  • El que sólo piensa en ganar las próximas elecciones es un pésimo político. El que sólo piensa en hacer que su país prospere merece ganarlas.

 

  • Si no te interesa la política corres el riesgo de ser víctima de ella.

 

  • Un político necio es el más peligroso de los pirómanos.

 

  • Lo llamativo y absurdo en una democracia es que las minorías quieran imponer sus ideas a la inmensa mayoría. A veces lo consiguen porque para tal fin vale cualquier medio.

 

  • Los gobernantes que se perpetúan en sus cargos suelen convertir sus despachos en puertos de arrebatacapas.

 

  • La tierra prometida de mesías y salvadores acaba siendo un Gulag.

 

  • Desgraciadamente el progreso de la nación no depende del ciudadano que vota sino del que sale de las urnas, aunque parezca paradójico.

 

  • Si llegas a Presidente del Gobierno y montas en tu Palacio una bodeguita has equivocado tu carrera, debías haber sido bodeguero.

 

  • En política mirar para otro lado —el laisser faire laisser passer, de los franceses— es propio de gobiernos acomplejados y sin nada que ofrecer a sus conciudadanos.

 

  • Cuanto más encumbrada está una persona en la sociedad más inútil resulta para la misma.

 

  • El que le pide su Dupont para encender un cigarrillo y acaba guardándoselo en el bolsillo tiene la vocación oculta del político y no lo sabe.

 

  • El puño cerrado es el símbolo más logrado para expresar la sumisión, la falta de libertad, el destierro de la justicia y la amenaza a la discrepancia.

 

  • La demagogia produce en las gentes los mismos efectos que el viento en una veleta.

 

  • La aparición de un nuevo partido político, como la de un nuevo descubrimiento, debería ser un hecho notable. En el caso de Podemos es discutible, toda vez que más que un partido parece un acrónimo inquietante: P de Populismo; O de Odio; D de Demagogia; E de Exclusión; M de Miseria; O de Opresión: y S de Sectarismo.

 

 

POBREZA Y RIQUEZA

 

  • La decencia habita en la casa del pobre, en la del rico no pasa de la puerta.

 

  • Riqueza o pobreza es un problema de coleccionismo. Los ricos coleccionan cuadros y amantes, los pobres hijos y deudas.

 

  • El pobre suele conformarse con su pobreza, el rico no lo estará nunca con su riqueza.

 

  • Para el avaro la riqueza es un bien imperecedero aunque inútil, nunca dispondrá de ella.

 

  • Quien despierta al pobre por las mañanas es la miseria.

 

  • El pobre, el que carece de todo se daría por satisfecho si, al menos, el amor se portara bien con él.

 

  • El hombre desgraciado lo que espera es que alguna vez se despeje la niebla que oscurece sus días.

 

  • Una pequeña fortuna puede dar más satisfacción que una gran fortuna.

 

  • Del tener y del no tener proceden todos los males de este mundo.

 

  • El dinero es el dios que tiene más adoradores.

 

  • Las razones del pobre nunca las entenderá el poderoso.

 

  • Un banco es el lugar ideal para guardar el dinero si te olvidas de que lo tienes, en caso contrario te tratarán como si no fuera tuyo.

 

  • La única riqueza auténtica es la no pueden robarnos.

 

  • La verdadera riqueza es la que se levanta y se acuesta con uno y no depende del valor de la divisa o de los índices que marque la Bolsa.

 

  • No hay nada más falso que el llanto en el heredero de una gran fortuna.

 

  • Soledad y dinero son enemigos irreconciliables.

 

  • Los que mendigan son pobres de solemnidad, los que roban, canallas de solemnidad.

 

  • La honradez es el mejor aval de que dispone el pobre.

 

  • El rico nunca se casará con una mujer que se llame Generosidad o Dadivosidad.

 

  • No hay nada peor que la resignación ante el infortunio.

 

  • A la espera de hacerse rico el hombre religioso mira al cielo, el irreligioso, el desarrollo de la Bolsa o el bolsillo ajeno.

 

  • Al hombre generoso no hay que empujarlo para que socorra al necesitado, al envidioso sí para que regale un elogio.

 

  • Los ricos administran sus riquezas de manera parecida, los pobres, sus miserias pero de maneras diferentes.

 

  • La riqueza se lleva bien con el vicio y pésimamente con la virtud.

 

  • El dinero que viaja en bolsas de plástico suele oler muy mal.

 

  • La pobreza no es una desgracia sólo circunstancial.

 

  • De una enorme fortuna quien más se beneficia no es su propieta-rio sino la esposa divorciada.

 

  • La pobreza no es un modo de ser sino un modo de estar.

 

 

 

 

RELIGIÓN.

 

  • Para los que no creen Dios puede convertirse en obsesión.

 

  • Si la Naturaleza no colaborara nadie admitiría la existencia de Dios.

 

  • Nadie ha dañado tanto a la Iglesia como aquéllos que son parte de ella.

 

  • Contra lo que pudiera creerse, el fanatismo es la negación de la fe, no su defensor.

 

  • Si el materialismo sustituye a la religión, ¿qué esperanza le queda al hombre?

 

  • La persona que se consagra a la religión puede sentir muchas tentaciones pero a la que más debe resistir es a la del aplauso.

 

  • Para los que la tienen la fe es una fuente de conformidad, la luz con la que alumbran  sus días.

 

  • Arrodillarse ante otro hombre humilla, ante Dios sublima.

 

  • En la Tierra hay signos que te empujan a creer y signos que te empujan a lo contrario.

 

  • La religión no va a desaparecer porque tú la ataques. Si lo piensas eres un pretencioso ignorante.

 

  • Dios prefiere un corazón humilde a una rodilla humillada.

 

  • Para el que tiene fe las creencias religiosas son refugio y consuelo, para el anticlerical o el ateo, un problema que le quita el sueño.

 

  • Dios nos proporciona los alimentos y el diablo nos da el dinero para adquirirlos.

 

  • Los que creen en Dios siempre dispondrán de una tabla en caso de naufragio.

 

  • La llamada “muerte de Dios” se la inventó alguien con vocación de enterrador.

 

  • La grandeza de la fe es que uno no deje de rezar aunque se sienta abandonado por Aquél a quien reza.

 

  • Nadie hace tanto daño a su religión como el fanático.

 

  • Ni la Ciencia ni la Filosofía han podido demostrar la existencia de Dios, tampoco su inexistencia.

 

  • Una nación no puede ser ni laica ni religiosa por imposición legal. Solo la libertad es un derecho irrenunciable.

 

  • Los paladines de una sociedad laica lo que buscan es una sociedad antirreligiosa.

 

  • Se podrá vivir sin credos y sin banderas pero sin esperanzas no es posible.

 

  • El Cristianismo es tolerancia, el Islamismo es fanatismo pero es éste último el que tiene todos los visos de ganarle la partida al primero.

 

  • No es sabio presumir de haber olvidado o dado la espalda a Dios, al final de la vida puede que cambies de actitud.

 

  • A los ateos militantes lo que les gustaría es que Dios no existiera.

 

  • Lo más bello de la fe es que procede de tu interior, nadie te la puede imponer.

 

  • Si además del obrero la Iglesia pierde a la juventud tendrá los días contados y son muchos los que trabajan para que esto sea así.

 

  • El laicismo es la fachada del ateísmo.

 

  • Los milagros no existen para muchos, son solo manifestaciones de realidades ocultas.

 

  • El hombre irreligioso solo piensa en sí mismo, el religioso, en sí mismo y en los demás.

 

  • Dios habla al corazón del hombre en medio del silencio.

 

  • Los ateos dicen que no creen en Dios, pero lo que verdaderamente desean es que Dios no exista.

 

  • Religión, amor y arte son hijos preclaros del espíritu humano.

 

  • Dejar la fe para adherirse al agnosticismo es cambiar un bello alazán por un burro cojo.

 

  • La blasfemia no es sino un grito contra lo que no se cree.

 

  • Antes se blasfemaba más, ¿no será porque antes se creía?

 

  • La desaparición de la blasfemia en nuestra sociedad va pareja a la falta de fe que padece

.

  • Sorprende que admitamos los enigmas que encierra la Ciencia y la Tecnología y no admitamos el enigma que es Dios.

 

  • El hombre debería rezar con el corazón, no con los labios.

 

  • Las plegarias que llegan antes al cielo son las que salen del hombre justo.

 

  • Algunos consideran la religión como una enfermedad, para los que la practican es una fuente de salud.

 

  • Dios existe para el hombre desde que éste evolucionó a homo sapiens.

 

  • Si Cristo volviera a nacer se le crucificaría de nuevo pero gracias a las leyes modernas se le permitiría que expresara su último deseo. A esto se le llama civilización.

 

 

SABIDURÍA Y NECEDAD.

 

  • La estupidez es una enfermedad latente, solo la perciben los próximos al enfermo.

 

  • Se pueden tener remordimientos pero no hasta el punto de maldecir del pasado.

 

  • Habría que dar gracias al cielo si al abrir los ojos cada mañana recordáramos qué día es de la semana.

 

  • La cordura engendra esperanza, la locura temor y desánimo.

 

  • La ignorancia enciclopédica a la que se refería Juan de Mairena es más fácil de encontrar que el saber enciclopédico.

 

  • De alguien sabio e inteligente se suele decir: “Es una enciclopedia”. Si imprimiéramos su saber no pasaría el libro de unas páginas.

 

  • Los necios no lo son del todo, siempre saben cómo ocultar su necedad.

 

  • Me siento más dueño de mis errores que de mis aciertos, si es que tengo alguno en mi haber.

 

  • Las palabras del necio se las lleva el viento apenas salen de su boca.

 

  • La ignorancia no solo puede proporcionar satisfacciones sino liberar al que la padece de no pocas responsabilidades.

 

  • Solo se aburren los que no tienen otra cosa mejor que hacer.

 

  • La razón convence siempre al hombre sabio, a veces al necio y nunca al sectario.

 

  • Sorprende la satisfacción con que algunos necios viven su necedad.

 

  • La necedad es contagiosa, la sabiduría, en cambio, es aséptica.

 

  • El necio nunca llega a sabio, el sabio puede volverse necio.

 

  • El verdadero necio lo es de pensamiento, palabra y acción.

 

  • Morir por una causa puede ser heroico y hasta bello, pero también puede ser una necedad.

 

  • Segundas partes pueden ser buenas, incluso si las primeras lo fueron.

 

  • El hombre inteligente se rodea de gente inteligente, si puede. El necio busca rodearse de gente más necia que él.

 

  • Los necios se detectan a distancia, se huelen fácilmente.

 

  • Hacerse el tonto no es ninguna tontería, puede ser un verdadero acto de sabiduría.

 

  • En las tareas domésticas la filosofía del macho ibérico es: “Si lo sabes no lo digas, si no lo sabes no lo aprendas”.

 

  • Hay quienes hablan y no serían capaces de repetir lo que acaban de decir.

 

  • La sabiduría es la única propiedad que no puede ser robada, ni vendida ni donada.

 

  • Lo que parece absurdo puede resultar perfectamente creíble.

 

  • Callar o hablar puede tener graves consecuencias pero el silencio siempre es más propicio para el perdón.

 

  • Segundas partes siempre serán buenas si las primeras no lo fueron.

 

  • Hay hombres con hermosas cuentas corrientes, lo que resulta inexplicable teniendo sus cerebros más agujeros que un queso Emmenthal.

 

  • El silencio siempre es sabio, la palabra puede ser necia.

 

  • Te pueden condenar por lo que has dicho pero no por lo que has callado.

 

  • La Quinta Enmienda de los americanos es la plasmación en el terreno judicial de que la caridad empieza por uno mismo.

 

  • El sabio habla de lo que sabe. El necio de lo que ignora.

 

  • El saber es meta para la juventud, gozo para el hombre maduro y medicina para el anciano.

 

  • Los sabios se envidian, los necios se admiran unos a otros.

 

  • A veces nos atribuimos éxitos que no nos corresponden, como el cazador que alardea de las presas cazadas cuando el mérito es de su perro.

 

  • Por mucho que se aprenda y se sepa no dejaremos de ser unos simples principiantes.

 

  • El que mucho habla no tiene tiempo para escuchar.

 

  • La ociosidad es un camino que conduce hacia el fracaso.

 

  • El silencio no debería ofender, la palabra podría ofender.

 

  • En el silencio se gestan las grandes palabras y se construyen las grandes ideas.

 

  • El que habla mal de los demás no sabe lo mal que los demás hablan de él.

 

  • El saber es el único bien en el que a la muerte de su propietario no es posible el procedimiento denominado ab intestato.

 

  • La ociosidad es la única profesión que carece de nómina.

 

 

SEXO

 

  • Tan disparatado es hacer del sexo una patología como una asignatura de clase.

 

  • El sexo en su fase final y tórrida emplea un lenguaje sin codificar, puro gruñido.

 

  • En la intimidad del prostíbulo el primer gesto de la prostituta y antes de desabrocharse el primer botón de la blusa es extender la mano.

 

  • Algunas mujeres manejan el sexo y el matrimonio como una empresa. Cuando deciden cerrarla obtienen grandes beneficios.

 

  • Comida y sexo son imprescindibles en la vida. La primera puede condimentarse de infinitas maneras, el segundo siempre del mismo modo.

 

  • El aroma que deja tras de sí una mujer bella se convierte en lascivo viento que se lo lleva todo por delante.

 

  • La comida puede tener infinitos sabores según los ingredientes, el sexo sólo tiene un sabor.

 

  • Las mujeres en las que se adivina el tanga de blonda y otras apreturas nos llevan al infierno del mal pensamiento.

 

  • Se puede y debe ser tolerante con la homosexualidad pero eso del “orgullo gay” es ponerle galas en lugar de sayas.

 

  • Para el macho de la especie humana el hambre y el sexo empiezan a saciarse en el mismo plato.

 

  • El animalismo es tan viejo como el mundo y, a la vez, estéril. El Minotauro es sólo fábula y mito.

 

 

 

SOCIEDAD

 

  • Los grandes males de la sociedad proceden de la sociedad misma.

 

  • El hombre vive en sociedad perseguido siempre por unos guar-dianes que no te dejarán ni a sol ni sombra mientras vivas y que llaman impuestos.

 

  • La sociedad acabó con la selva pero sigue utilizando

 

  • Los hombres son por naturaleza sociables, sin embargo hay muchos que prefieren la soledad.

 

  • En cualquier grupo compuesto por más de tres personas los necios formarán mayoría.

 

 

SALUD Y ENFERMEDAD

 

  • Hacer ejercicio es muy sano para el que está sano y perjudicial para el que carece de salud.

 

 

SIMPATÍA Y ANTIPATÍA

 

  • El hombre simpático no necesita otra cualidad para triunfar en sociedad.

 

  • Los regalos y las dádivas deberían tener la categoría de quien los recibe pero se quedan en la del que los hace.

 

  • A la mujer simpática se le perdona incluso la circunstancia de ser fea pero, si es guapa, siempre estará rodeada de un enjambre de admiradores.

 

SOLEDAD

 

  • La soledad aviva el pensamiento, reconforta el corazón y apacigua los instintos.

 

  • Las buenas compañías endulzan la existencia, las malas la amargan.

 

  • La soledad es la compañera ideal de la tristeza, ambas se reconfortan mutuamente.

 

  • Los hombres son por naturaleza sociables pero muchos prefieren la soledad a la compañía.

 

 

SUEÑO

  • El sueño no sólo es reparador del cansancio sino pausa y alivio en el fatigoso discurrir de nuestras horas.

 

 

 

SUICIDIO

  • El suicidio es siempre rechazable, pero los que lo hicieron ante la cripta de Verona merecen mi comprensión.

 

  • La única verdad del suicida es la admisión de su derrota.

 

 

TIEMPO.

 

  • El tiempo es el enemigo irreductible y eterno de los hombres.

 

  • El tiempo nos da lo peor y lo único que posee, los años.

 

  • El tiempo es el único regalo al que no podemos renunciar.

 

  • El tiempo es un dios que lo cura todo pero a la vez y con sigilo nos lleva de la mano hacia la enfermedad final y la muerte.

 

  • El tiempo lo constituyen dos fechas.

 

  • Las dimensiones temporales son un caso perdido de nuestra existencia: el pasado es irreversible; el presente es inmanejable; y el futuro impredecible.

 

  • Lo más insobornable de la vida es el tiempo, ni se compra ni admite componendas.

 

 

TRABAJO Y OCIO.

 

  • Las comidas de trabajo pueden ser muy distintas unas de otras pero tienen una cosa en común: que no la pagan los comensales.

 

  • A la tentación del trabajo pocos sucumben, a la tentación del placer pocos se resisten.

 

  • Los sindicalistas defienden al trabajador de la mejor manera: no trabajando ellos.

 

  • Como compensación a nuestro trabajo las nóminas deberían incluir dos apartados: el dinero necesario para pasar el mes y la garantía de paz y tranquilidad frente a los compañeros y a la empresa.

 

  • La ociosidad es la única profesión que carece de nómina.

 

  • El que monta una empresa con el único fin de crear puestos de trabajo es una rara avis.

 

  • El mejor profesional es el que trabaja sin preocuparse de si le han pagado la nómina del mes.

 

 

VANIDAD

 

  • Cuando no se tiene nada de qué presumir sería reconfortante no tener nada de qué avergonzarse.

 

  • Los que dicen tener sangre azul sólo comprueban que es roja cuando se arruinan.

 

 

VERDAD Y LA MENTIRA

 

  • La verdad es una moneda sin cara ni cruz. Por el lado que la mires siempre será verdad.

 

  • Una mentira, por repetida, podrá pasar por verdad, pero siempre será mentira.

 

  • Nadie es tan infalible como para no haberse equivocado alguna vez.

 

  • La razón no siempre triunfa ante la sinrazón, como el bien no siempre lucha sobre el mal.

 

  • La verdad, además de tolerante debe ser convincente.

 

  • Sólo es a Dios a quien en nuestro interior le decimos la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.

 

 

VIDA.

 

  • La vida es un simple argumento literario cuyo desenlace es siempre el mismo.

 

  • El poderoso no le cae bien ni a sus propios criados.

 

  • El sectarismo es la peor enfermedad del alma.

 

  • El que se quita la vida no es merecedor de ella.

 

  • Donde peor se duerme es en cama ajena. Allí siempre se es un extraño.

 

  • Hay quienes van por la vida creyendo en su infinita superioridad sobre los demás.

 

  • El hábito no hace al monje, pero le ayuda a serlo.

 

  • Se es ridículo no por lo que somos sino por lo que aparentamos ser.

 

  • A diferencia de lo que dice O. Wilde, lo terrible es que los sueños NO se hagan realidad.

 

  • El que se duerme durante un discurso o sermón es sencillamente porque tiene sueño, uno y otro pueden ser de lo más interesante.

 

  • Los buenos modales son siempre apreciados incluso por los que no saben qué son buenos modales.

 

  • La vida es una guerra que no acaba ni con paz ni con armisticio, sólo con la muerte.

 

  • Alguien que hacía tiempo no me veía me dijo: “Antes vestía Ud. mejor”. No se atrevió a decirme que había envejecido.

 

  • Solo quien ha sufrido tiene autoridad moral para dar una defini-ción exacta de la vida.

 

  • La vida tiene el significado que cada uno quiera darle.

 

  • Constatar el desencanto que es la vida no tiene por qué ser la admisión de la derrota.

 

  • Nadie está preparado para el sufrimiento pero cuando llega lo soportamos como auténticos maestros.

 

  • Se puede ir despacio a tomar el tren, siempre que no se pierda. Otro tanto ocurre con la vida.

 

  • El amor a la vida hace que seamos fuertes ante las adversidades.

 

  • El instinto de supervivencia nos lleva a realizar las mayores proezas en las peores situaciones.

 

  • El dolor y el sufrimiento dejan huellas en el alma pero es el cuerpo el que las muestra.

 

  • Hay milagros terrenales y milagro celestiales, aunque algunos no lo crean.

 

  • La desesperación sin límites es la que lleva al límite al que tiene vocación de suicida.

 

  • Debajo de nuestra cama siempre escondemos algo inconfesable.

 

  • El mundo es un teatro donde las obras que se representan carecen de libreto. Planteamiento, nudo y desenlace son imprevistos.

 

  • A la vista de lo que sucede en el mundo podemos afirmar que es una gran bola que rueda inexorablemente hacia el infortunio.

 

  • El amor a la vida hace que seamos fuertes ante las adversidades.

 

  • El instinto de supervivencia nos lleva a realizar las mayores proezas en las peores situaciones.

 

  • Ninguna circunstancia, por adversa que sea, puede sobreponerse a un espíritu fuerte.

 

  • La vida es un hospital en el que muy pocos están conformes con la habitación que se les asigna.

 

  • La vida es un libro en blanco en el que cada día rellenamos una hoja.

 

  • El otoño de la vida convierte en hojarasca sueños, ilusiones, apetitos y el rico o pobre acerbo de la memoria.

 

  • Amor, salud y saber son los tres pilares que hacen soportable la vida.

 

  • La vida es la única partida de cartas en la que no es posible conseguir un full de ases.

 

  • Las páginas de nuestra vida están escritas con caracteres que para nosotros mismos son indescifrables.

 

  • Hemos hecho de la vida una operación numérica y postergado la imaginación.

 

  • Si no quieres ver en qué queda la langosta que te comiste ayer haz tu necesidad a oscuras.

 

  • La imaginación, el miedo y la ira alteran y traicionan nuestro discurso.

 

  • La preocupación por morir es solo consecuencia de la preocupación por vivir.

 

  • La vida sería muy distinta si en lugar de comer tres veces al día lo hiciéramos tres veces al año. El hambre desaparecería del mundo.

 

  • Las llamadas comidas de trabajo de llaman así porque quienes verdaderamente las pagan son los que trabajan, que, por cierto, no están invitados.

 

  • Lo triste de la vida es que habiendo tantas no puedas elegir la que más te interese.

 

  • La vida sería otra si la cruzáramos con las alas de la imaginación.

 

  • La conformidad con la vida que nos ha tocado es una fuente inagotable de satisfacciones.

 

  • Los cosméticos tratan de suplir las deficiencias de las que nos acusan los espejos, aunque el resultado siempre deja mucho que desear.

 

  • El drama del aborto termina siempre en trágico esperpento: la actriz secundaria arroja por el proscenio a su partenaire, actor secundario también, se deshace del protagonista, aunque aún no ha aparecido todavía en el escenario, y se proclama a sí misma reina y señora de su cuerpo con el aplauso entusiasta de unos pocos espectadores traídos del psiquiátrico.

 

  • Las comidas que no paga uno tienen la virtud de no producir gases.

 

  • Los ojos, como el alma, no saben de calendarios.

 

  • El éxito no siempre es prueba del mérito de quien lo alcanza.

 

  • La vida es una comedia en la que nadie está conforme con el reparto que el director ha hecho de los papeles.

 

  • Falda corta e intelecto corto forman un buen conjunto de vestir.

 

  • El arrepentimiento no existe, si llegara la ocasión volveríamos a hacerlo.

 

  • Quisiera uno haber sido diferente, otra cosa, pero ése es un ejercicio inútil. De ser distinto, se habría encontrado en la misma encrucijada porque en la vida siempre se toma el atajo que no lleva a ninguna parte.

 

  • La vida, que es una verdadera fortuna, tiene el inconveniente que es lo único que no podemos dejar a nuestros descendientes.

 

  • El sectarismo es la miopía del pensamiento.

 

  • En la vorágine de la vida un hombre sin carácter es una nave a la deriva.

 

  • Los regalos no demuestran la categoría del que los recibe sino del que los hace.

 

  • La opinión que uno tiene de sí mismo nunca coincide con la de los demás, lo que implica que el equivocado es uno, no los demás.

 

  • Quien se siente anticuado es porque ve el mundo en blanco y negro.

 

  • La vida es un bolsillo repleto de monedas. Pasan los días y al meter en él la mano constatas que van a menos. Lo peor es que no puedes reponer la cuenta.

 

  • La vejez no debe asustar. Lo que asusta es acabar siendo uno carga insoportable para los demás.

 

  • De la promesa al hecho hay más que un trecho.

 

  • Vivir de pie está muy bien si de vez en cuando nos ponemos de rodillas.

 

  • No hay nada más revolucionario que un estómago vacío.

 

  • Promesa y hecho es un matrimonio mal avenido.

 

  • Por vivirla de nuevo uno estaría dispuesto a repetir los mismos errores que cometió en su juventud.

 

  • En la relación superior-inferior, si tal cosa existe, las buenas maneras son sólo teatro, pura estrategia.

 

  • De repente, una mañana me levantaré, me miraré al espejo y tendré que reconocer que soy un viejo. Escribo esto y me digo: ¡Caramba! ¡Esto debe haberlo escrito alguien antes que yo! ¡Resulta tan poco original!…

 

  • Cuando uno va al bar de la esquina y el camarero te suelta: “Lo de siempre, ¿no?”, lo más acertado sería cambiar de bar.

 

  • La vida está marcada por la música, empieza con una nana y termina con un responso.

 

 

 

 

VIRTUD Y VICIO.

 

  • La virtud huye de todo exceso.

 

  • Agradando a los demás se agrada uno a sí mismo.

 

  • Robar para comer es un delito, robar sin necesidad es un crimen contra la víctima y contra la sociedad.

 

  • Los malvados tienen la calumnia como su mejor herramienta de trabajo.

 

  • El hipócrita hace suya la máxima que Juan de Mairena aconsejaba al político: “fidelidad a la propia máscara”.

 

  • El hombre aficionado a la bebida debería saber cuál es última copa que puede beber.

 

  • Si el honor fuera un simple escudo de armas como Shakespeare pone en boca de Enrique IV de Inglaterra, la mayoría de los mortales carecería de honor.

 

  • La soberbia causa más estragos en el que la tiene que en el que la padece.

 

  • Los que entregan sus órganos para salvar a otros apenas tienen mérito comparado con los que entregan su vida por los demás.

 

  • Sólo el que tiene verdadero interés por algo es capaz de comulgar con ruedas de molino.

 

  • El pesimismo y el optimismo no son sino excesos.

 

  • Un hombre puede beber lo que quiere con tal de que no se emborrache.

 

  • En una tragedia moderna el coro de bacantes dirigiría sus lamentos a denunciar el envilecimiento moral y político al que se han precipitado los humanos.

 

  • La hipocresía es como el camaleón, cambia de color según las circunstancias, por lo que es muy difícil detectarla.
  • Un hombre dominado por los apetitos es un barco sin amarras y una fiera hambrienta.

 

  • El envidioso suele poner huevos en todos los nidos, de ese modo alivia su bilis.

 

  • Las virtudes parece que tienen mala imagen. Hoy se habla de valores, un puro eufemismo que, por cierto, va camino de engrosar el almacén de los objetos perdidos.

 

  • La envidia causa graves heridas al que la siente, al que la padece, algún que otro rasguño.

 

  • El manto de la compasión es tan amplio que en él cabe todo.

 

  • La ambición es una vía de doble dirección, según la que elijas te puede llevar al éxito rotundo o al más estrepitoso de los fracasos.

 

  • Robar para comer no debería ser delito, robar sin necesitarlo es un crimen contra la víctima y contra la sociedad.

 

  • Si irrumpes en la viña ajena cómete las uvas una a una, no a puñados como hacía el cielo de El Lazarillo. Se te podrían atragantar.

 

  • El hombre que pone a otro de rodillas se envilece más que el que obedece.

 

  • La perversidad es la defensa del malvado y su arma oculta.

 

  • Hay más mujeres virtuosas que hombres virtuosos. Por eso la virtud tiene género femenino.

 

  • El que es víctima de un chantaje las más de las veces oculta algo inconfesable.

 

  • Uno puede ser tan decente que acabe salpicándole la propia decencia, lo que supondría una mala pasada.

 

  • El hombre comedido y prudente debe ser consciente de que serlo en exceso es más riesgo que virtud, más temeridad que prudencia.

 

  • La esperanza es la chispa que prende la llama de lo desconocido.

 

  • La hipocresía tiene un gran fondo de armario con trajes de todas las medidas y hechuras.

 

  • Por mucho que hayamos sufrido en la vida nunca estaremos preparados para el sufrimiento.

 

  • Las grandes gestas deben pasar primero por el vestíbulo de la prudencia.

 

  • Hasta para robar hace falta tener clase y señorío. Hacerlo así concita hasta el perdón.

 

  • Dicen que no ofende quien quiere sino quien puede, ¡qué más da! La ofensa siempre será ofensa.

 

  • El empresario que piensa en el bolsillo de sus empleados antes que en propia merece que escriban su nombre con letras de oro.

 

  • El amor que la prostituta finge dar a un precio es tan breve que no le da tiempo a convertirse en odio.

 

  • Ante el aumento constante de la población mundial Dios tendría que ampliar la plantilla de ángeles de la guarda. Por el momento parece que está bloqueada.

 

  • La víctima de una violación puede que no se acuerde de si llevaba puesta falda o pantalón pero nunca olvidará la cara repugnante de su agresor.

 

  • La adulación no sólo no es gratuita sino que, a veces, hay que pagar un alto precio por ella.

 

  • La virtud y el vicio no se pueden imponer, pero éste lo tiene más fácil, se impone solo.

 

  • El dolor es posible que se pueda soportar, la calumnia nunca.

 

  • La virtud tiene el rostro adusto, el vicio un rostro agraciado.

 

  • La mejor forma de venganza es que le regalen tus cenizas al peor de tus enemigos. Tus familiares no tendrían que ocuparse de deshacerse de ellas.

 

  • Si nos miráramos al espejo de nuestras acciones no nos reconoceríamos en la imagen que contemplamos.

 

  • La calumnia es un huevo de víbora en la reputación del calumniado.

 

  • Más fácil es seguir los dictados del vicio que los de la virtud, aquél discurre por un camino llano, ésta por otro rocoso y escarpado.

 

  • La tolerancia es propia del hombre magnánimo, la intolerancia, del pobre de espíritu.

 

  • El egoísta es la persona para el que la mayoría de las puertas siempre se encontrarán cerradas.

 

  • En todo halago hay una proporción variable de mentira y otra de interés.

 

  • La envidia es el más estúpido de los vicios, practicarla no produce compensación alguna.

 

  • El arma del violador la carga el mismísimo demonio, por eso es tan rápida y devastadora.

 

  • El jardín de los buenos está sembrado de flores, el de los malvados, de cardos y maleza.

 

  • Si detrás de cada hombre estuviera la sombra de un ángel de la guarda la maldad desaparecería de la faz de la Tierra.

 

  • Al paso que va la humanidad la persona virtuosa acabará siendo una especie protegida.

 

  • A los demás suelen interesarle más las razones de tu fracaso que las de tu éxito, si lo tienes. La envidia es polifacética.

 

***

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: