La Navidad en mi poesía

 Selección de algunos poemas navideños de mi libro «La Navidad en mi poesia!

 

      ANTE LA CUNA DEL NIÑO DIOS

_______________________________________

Ya doblan en la noche las campanas

entre un fru-fru de voces y de esperas.

Los copos son mar blanco entre las eras

y el viento se recubre de mil canas.

Dormida está Belén, mas no esta cuna,

despierta entre el murmullo y el desvelo.

Una carne de miel, carne de cielo

nacida con color de sol y luna.

Marca una estrella el sitio, la venida

que el profeta anunció clarividente

para esperanza y luz de nuestra vida.

Y en el luciente carro de la estela

puse yo sueños limpios, limpia mente

al ver sus limpios ojos de gacela.

      ***

OFRECIMIENTO Y PLEITESÍA ANTE EL PORTAL

Ven, Estrella, parabién,

hecha de luz y tan pura,

dale calor y ternura

al que ha nacido en Belén.

Para tan alto mester

el hombre no ha saber.

Álzate, Sol, con alhajas

y hebras de oro y amor,

da tus besos de calor

al Niño que está entre pajas.

Para tan grande mester

el hombre no ha saber.

Llegad, Astros, tan señores

del firmamento infinito,

a este Niño, Dios bendito,

mostrad vuestros estupores.

Para tan dulce mester

el hombre no ha saber.

Ven, tú, Luna, fiel nodriza

de la noche y los amantes

y con rayos delirantes

alúmbrale, luz que hechiza.

Para tan bello mester

el hombre no ha saber.

Oh, mares, torres del viento,

de la espuma y los corales,

haz un lecho con tus sales

y da a Dios blando  aposento.

Para tan grato mester

el hombre no ha saber.

Venid, ríos, cuyas fuentes

dan frutos, gozo a la tierra.

Si un Niño deidad encierra,

¿no vais a serle sirvientes?

Para tan grande mester

el hombre no ha saber.

Mundo animal y viviente,

preñado de maravillas,

traed ofrendas sencillas

a este Dios omnipotente.

Para tan bello mester

el hombre no ha saber.

Y las rosas, los claveles,

tulipanes, las mis  flores …

Rendid belleza y colores

a este Dios sin oropeles.

Para tan bello mester

el hombre no ha saber.

Este infinito Hacedor

se hizo carne por amor,

que en tan sublime mester

el hombre no ha saber.

* * *

LA NOCHE            

____________________

La noche que Dios nació

fue noche gloriosa y santa,

noche cuajada de estrellas,

la nieve más pura y blanca.

La tarde fue pronto noche

con colores rojo y malva,

la oscuridad no fue oscura,

la noche fue toda alba.

La noche que Dios fue Niño

fue noche de calmas plenas,

Dios traía paz al mundo,

aliviaba nuestras penas.

Noche de un Niño Divino,

el que el profeta anunciara,

Mesías de nuevas eras,

noche que el mundo soñara.

La noche aquella una estrella

queriendo ser sol y luna

hasta el portal se acercó:

un crisol de luz, la cuna.

Se musicaba la noche

de improvisados tenores:

los pájaros de Belén

queriendo ser ruiseñores.

Aquella noche, “La Noche”,

fue noche de angelería,

el sol le donó su luz

al Niño aquel de María.

Nació Dios, nació de noche,

Él era la luz y el día.

●●●

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: