Dios entre mis manos

«Dios entre mis manos» podría tener como subtítulo «Cómo rezar en verso». Es un libro de poesía mística o religiosa -no deseo entrar en subrayar las diferencias- dedicado, tanto a los que creen como a los que no creen pero aman la poesía. Versos de profunda religiosidad, salidos del alma, en estos tiempo de crisis en todos los órdenes y especialmente en el de las creencias. No quiero renunciar a ellas aunque para algunos resulte ingenuo el tenerlas y aferrarse a ellas. Ingenuo, por llamarle de algún modo, pero el hombre reducido a sólo materia me resulta inaceptable. El que no esté de acuerdo valore exclusivamente, si es que la tiene, su calidad poética.

1

                                                                                    EL PADRENUESTRO DEL POETA

__________________________

Padre y Señor de mis contadas horas,

                                                                                        dueño total de mi destino cierto,

camino que me lleva hasta lo incierto

de un final que, fijado, no demoras.

                                                                                          Allí en mi soledad estás y moras.

Con mi sed de Ti siento el pecho abierto

y nada de este mundo me ha cubierto

estas hambres de Ti tan a deshoras.

                                                                                            Tanto el alma de Ti tengo tan llena,

tanto el cuerpo sin Ti se duele y pena

que en Ti gozo del bálsamo y la herida.

                                                                                             La espera de Tu abrazo me sostiene,

y sólo en esta tierra me mantiene

saber que tras la Muerte tendré Vida.

*

                                                                                                                            2

 DEJA, SEÑOR

_________________________

Deja, Señor, que te alabe y te cante

como te alaba y te canta la flor

con su aroma, colores y belleza,

como el ave con sus plácidos vuelos

y sus trinos anunciando la aurora

y el curso inexorable de los días.

Como el ciervo y la gacela corriendo

en libertad por las llanuras

con sus gráciles trotes.

Como el sol, jubiloso cuando el alba,

nostálgico en su ocaso,

envuelto en rosicleres

y anunciando la noche y las estrellas.

Como la luna, cuya luz

es un destello de esa luz cegante

con que alumbras el mundo que Tú hiciste.

Mira, mi Dios, cómo la lluvia

es fiel a Tu mandato

calmando la sed de los hombres

y las aves, las bestias y la Tierra.

Mira cómo el rocío

impregna de frescores y de savia

las plantas y las flores

porque Tú quisiste

 desde el principio  del tiempo y el alba

de las cosas. Como ellos, Señor,

quiero alabarte y debo hacerlo

pues hiciste de mí un microdios,

parte de Ti, chispa divina

que te alaba y te canta.

 Te alabo y te canto

y eternamente quiero hacerlo

porque mi lengua es dulce y nardo y miel

se vuelve cuando pronuncia las letras

escasas y sonoras de Tu nombre,

cuando te reza, cuando te implora

y siente que Tu oído siempre escucha

los labios suplicantes.

*

3

 

¡CÓMO ANSÍO, SEÑOR…!

_______________________________

¡Cómo ansío, Señor, vivir en Ti

y llevarte en el alma y al costado,

ser todo tuyo y quedar sin mí!

¡Sentirme a Ti sujeto, maniatado,

sembrar en Ti mis carnes y sus fríos

y luego recoger lo ya sembrado!

Conoces mi orfandad y mis vacíos,

que del pecado fui su prisionero,

alejados de Ti los ojos míos.

Mis pasos no pisaron el sendero

que Tú me señalaste y allanaste.

¡Qué Buen Pastor para tan mal cordero!

Por caminos de luz, Dios, me guiaste

mas yo elegí la senda más oscura.

Al banquete celeste me llamaste

y neguéme a Tu mesa y confitura.

El hombre es una nave a la deriva

si rompe de Tu mano la atadura

y deja el alma de pasión cautiva.

Mas es hermoso huir y ser cazado,

ser presa fácil o ser presa esquiva

y caer en Tus redes atrapado.

Zorzal, paloma, ciervo o jabalí,

no importa si Tus flechas me han dañado,

que en Ti quiero vivir, vivir sin mí.

*

4

JESÚS

___________

Es Tu mirada consuelo,

luz que alumbra y regenera,

esa fuerza que se espera

para aliviar yo mi duelo:

ese pecado, que es hielo

y al alma deja aturdida,

que si ser hombre es caída

tener bien cerca Tu mano

hace el camino liviano

y mi flaqueza vencida.

*

5

AJUSTE DE CUENTAS

_________________________

En esta piel hubo una vez tersura,

color de miel y beso amontonado.

Este rostro que hoy ves ya tan ajado

un tiempo fue colmena de hermosura,

dulzor de miel, brocal de donosura

donde nunca el amor se vio colmado.

Este cuerpo tan frágil, derrotado,

fue ayer torre de luz y de bravura.

Esta vida que Dios me dio sin precio

no dio frutos de amor, panes de entrega,

así de torpe fui, así de necio.

Y siendo mitad cielo, mitad barro,

con siembras pocas, con apenas siega

fue mi vida divino despilfarro.

*

 6

ALMA

________________________

Se siente como un soplo

que alienta y embellece,

pálpito y tibieza,

rueca que no cesa su música

y su canto, sereno flujo,

llama perenne que se crece dentro

y mueve nuestras vidas

como se mueven los dorados trigos

al ritmo estremecido de los vientos.

Es el sonar pausado

de una cuerda movida levemente

con languidez y trémula.

Una música lejana y apacible,

hervor de pálpitos y silbos

que fluye y se desliza quedamente

por las venas como un galope

reposado de dalias y jazmines.

El alma, Dios, el alma,

ese vino en sazón y palpitante

que me hace feliz

o desgraciado, ángel o demonio,

carne que tortura, gozo contenido,

gota aborrascada, nube celeste

 porque es libre para elegir el bien

o la locura. La siento en mí como un milagro,

como un río de besos y de lirios,

sistro de dulzor que calma,

a veces cántaro de risas,

a veces de tristeza,

mano blanda y amiga

que con amor se ofrece

cuando todas las guerras parecen ya perdidas

y el corazón parece que sucumbe.

                                                                                                                          *

 

 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: