Los edenes imposibles

Este poemario -el más reciente de los que he escrito- tiene un carácter eminentemente social. Indirectamente se ocupa de la marginación, del hambre en el mundo y, de una manera especial y directa, en el de la emigración procedente de África. He tratado de evitar planteamientos, llamémosles demagógicos, quiere ser un canto al hombre, a su derecho a serlo, a la solidaridad. Lógicamente, no ofrece soluciones. Es un libro de poesía únicamente -es lo que sabe hacer un poeta-, pero el solo hecho de haberlo tratado de una manera lírica es prueba del sentir y preocupación social del que lo escribe, la misma que siente nuestra sociedad no tan opulenta como parece más allá del Estrecho. La métrica es muy variada, pero predomina el verso alejandrino, verso no muy utilizado, que yo sepa, para cantar un tema como éste. Pero hay también sonetos, tercetos encadenados, estrofas aliradas, cuartetos (algunos de los llamados «cuartetos imperfectos» -con rima libre en los endecasílabos impares y rima consonante en los pares- ABCB-), etc., etc. Configurado en forma de Cuadros, el poemario va precedido de una «Antesala», en la que se hace una declaración de intenciones y se dan pautas para conocer los motivos que han llevado a la escritura del libro. Son -además de la «Antesala»- 24 los Cuadros que componen el Museo. Incluyo aquí algunos de esos Cuadros: I, VIII, XI, XII.

 

CUADRO I: La loa
_________________________________
A cuantos decidieron un día de sus vidas

 cerrar ya de una vez su libro de infortunios,

archivar para siempre su álbum de congojas,

respirar aires nuevos, aunque nunca tan puros,

y adorar otros dioses ajenos a la tribu.

A cuantos enseñaron sus blanquísimos dientes,

nunca en son de amenaza, por demostrar tan sólo

su derecho a vivir y a reír como hombres,

a todos esos seres fabricados de acero,

curtidos por el sol y de su piel rehenes

un día erigiremos monumentos de gloria,

les compondremos himnos y odas y baladas,

cantaremos sus gestas de odiseos felices

que arribaron a orillas inhóspitas y hostiles,

nuevos mundos lejanos de luces y verbenas

tras salir de un infierno que nunca merecieron.

A los pobres del orbe, ya libres de cadenas,

coronados de mirtos, mi canción y mi loa.

**

CUADRO VIII: Himno a África    

__________________________________ 

Oh tierra amada, África irredenta,

laberinto de razas y de gentes,

tierra en que nací, mísera y hambrienta

 

y azote de mil guerras inclementes.

Yo quisiera alabarte sin flaquezas

y cantar a tus ríos y torrentes,

 

a tus bosques inmensos, su belleza,

a tus valles, montañas, mares, brisas,

al color de tus pueblos y tristeza,

 

a tus danzas, tus músicas, tus risas.

Denunciar la ceguera de otras tierras

que no entienden razones ni premisas,

 

las hambrunas, matanzas y las guerras.

En mi lengua quisiera ruiseñores,

pregonar los secretos que tú encierras,

 

las penas de tu gente y sinsabores.

Mendigo de tus aires ancestrales,

privado de un futuro sin favores

 

me alejo de un presente sin avales.

No quiero yo vivir entre cadenas

ni morir sobre un suelo de albañales.

 

Ya sé que me repudias y condenas,

tú, Madre, que por pan me das sonrojos

y tus pechos ubérrimos tus penas.

 

No dejes me acompañen mis enojos.

Fueron muchos los años que he perdido,

sembrando surcos, recogiendo abrojos.

 

Conmigo, la Esperanza, no el Olvido,

también dejo el rencor con su desdén,

triste me marcho pero no dolido.

¡África, Madre, mi imposible edén!     

 **

           CUADRO XI: Pobres y ricos

   ____________________________

Decidme de una vez, ricos, señores,

los dueños del poder y los dineros,

de blasones, de alcurnias y de honores,

caballeros.

 

Decidme cómo hacer tanta riqueza.

¿Es cosa de ascendencias y de cuna,

producto de la alcurnia y la nobleza

la fortuna?

 

¿No serán ambiciones y avaricia

las fuerzas que nos tienen en sus manos,

tan reos de su impúdica malicia

los humanos?

 

¡Pobreza, que nos ladras como un perro

y pones a la vida mil cadenas,

peores que la muerte y el destierro

son tus penas!

 

Sé que eres refugio de crueldades,

bandera de revuelta y rebeldía,

arrabal del desprecio y las maldades,

tiranía.

 

¡Tú, dinero, motor de la existencia,

anfitrión del amor y sus placeres,

ser podías socorro y providencia,

no lo eres!

 

A ti, rico, sobrado de caudales,

mecenas de tus propias ambiciones,

gran experto en los medros personales,

corrupciones.

 

¿Hasta cuándo las fiestas y el glamor,

los yates y los coches, las alhajas,

los banquetes de los que por pudor

das migajas?

 

¿Podrás quizás mirar atrás un día?

¿Convertir en amor rezos y preces

y volver tus derroches y tus lujos

estrecheces?

 

¡Que algún dios o demonio baje a ti

y te recuerde al fin cuál es tu suerte:

que todo cuanto tienes queda aquí

tras la muerte!

***

CUADRO XII: Monólogos de la embarazada

________________________________________

                                                                                                                           1

 

Pequeño mío, dulce compañero

de esta fiesta interior y tan callada,

que no has querido ser un extranjero

ni simple huésped de esta cruel posada.

 

Tan pequeño y ya tan gran obrero

que supo hacer de mí casa habitada,

estancia de alhelíes perfumada,

tibio aprisco para el mejor cordero.

 

Soplo de Alá, que en este nido umbrío,

buscas la luz, el aire, el alimento

y me recorres como un calmo río

 

llenando mis vacíos de contento.

Ahora sé que el mundo entero es mío,

que todo no es tan vil, tan ceniciento”.

 

2

“Te siento, amor, tal música lejana

llenando mi interior de fuerza y vida,

ella me empuja a la triste huida

en busca de una meta quizás vana.

 

Y por ti, no por mí, por una mañana

dejamos nuestra tierra desvalida

donde todo es dolor, abierta herida,

y es bóveda sin luz y sin ventana.

 

Te quiero, dulce amor, pequeño lirio,

señor del que seré siempre la esclava,

de la mano los dos en dulce encuentro.

 

Perdona esta locura, mi delirio

de llevarte a cruzar esta mar brava

y sigue en tu rum-rum ahí en mi adentro”.

***

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: