Pon amor

El presente poemario quedó finalista en el XXXVII PREMIO MUNDIAL DE POESÍA MÍSTICA de entre 289 concursantes de 29 países. Lo que sigue fue el comentario pediodístico del Jurado.

Sobre “Pon amor” el Acta del Jurado dijo lo siguiente:

La voz de este poemario asume con calidad manifiesta distintas modulaciones: la oración, el canto, la paráfrasis, la confesión. Todo su contenido se urde en torno a un sentimiento de honda piedad, que se expresa con elegancia en poemas estróficos cultos (sonetos, liras) y populares (romances, coplas, series de cuartetos), y con frecuencia invocan en actitud de homenaje a las figuras de los grandes místicos castellanos santa Teresa y, especialmente, san Juan de la Cruz. De este modo, la voz poética multiplica sus resonancias y celebra el doliente amor místico en el que quiere verse reflejado. Parece una poesía sincera donde el poeta sabe expresar sus sentimientos íntimos en pos del don de la poesía, con cierto sabor didascálico. «Te siento en mí, Señor, como escondido. / ¿Callado estás? ¿Estás quizás ausente? / Pues yo Te siento en mí, siempre presente, / detrás de cada aliento, en mi latido».   

La contraportada del libro lleva la siguiente leyenda: El presente poemario, Pon amor. Homenaje a San Juan de Cruz, escrito a golpes de amor y lirismo, es fruto de ese existencial clamor religioso, irrenunciable en todo poeta, que arranca en los místicos, especialmente en san Juan de la Cruz y santa Teresa de Jesús, y culmina, ya más próximos a nosotros, en Unamuno y Machado (Antonio), por citar a los más representativos. Pon amor es un homenaje entusiasta a la poesía mística, encarnada en las dos figuras más emblemáticas y excelsas del Carmelo, a su primer encuentro, a su relación personal y a su labor como reformadores de la Orden. Sobre todo, es un canto al amor místico –llama viva–, a su renuncia de si mismo y a su entrega sin Iímites a su Creador. Tras Dios entre mis manos, llega la segunda entrega de una trilogía que debe cerrarse con La Iuz con que me alumbro. El autor con una veintena de títulos, publicados unos y otros sin publicar, consciente de la dificultad que entraña todo intento lírico, más aún, transitar por los predios de este subgénero poético, ha tratado de dar vida a las distintas formas y recursos propios de la poesía mística,  intentando  poner el foco en la incorporación de nuevos valores expresivos y estilísticos. EL AUTOR.

 

Anuncio publicitario
A %d blogueros les gusta esto: